Archivos para mayo, 2010






Via el Twitter de Edgar Wright


Gracias a la restauración de hace unos años por la fundación cinematográfica internacional (World Cinema Foundation) que se encarga de recuperar y divulgar el patrimonio cinematográfico mundial, nos llega esta película surcoreana de los años 60, que este mismo año cuenta con un remake del que hemos hablado repetidamente en el blog.


Con un estilo hitchcockniano, se nos presenta este fascinante y sombrío thriller, que hoy por hoy es considerado una de las mejores películas de la historia de la cinematografía surcoreana, y no es de extrañar, aunque, eso si, hay que mirar el contexto social, moral y político de la época, para poder obviar ciertos momentos y mensajes de la película, como él brusco epilogo final lleno de moralina; toda una advertencia para el público de la época.


The Housemaid es algo más que un inquietante, oscuro y duro thriller, es un melodrama, un relato asfixiante y pasional sobre las miserias e hipocresía de la burguesía al puro estilo de Michael Haneke (e incluso se podría ver un mensaje político y social sobre la modernización y el cambio de Corea del Sur tras la guerra), que se ve beneficiado por una majestuosa dirección de Kim Ki-young, que muestra una claustrofóbica y malsana atmosfera, por medio de los decorados (la casa en que se desarrolla la mayoría de la acción de la historia), la fotografía y los movimientos de cámara.


El reparto es excelente, a pesar que en ciertos momentos pueda parecernos algo forzadas y sobreactuadas sus interpretaciones, donde destaca Lee Eun-shim, que interpreta a la sirvienta, la catalizadora de sacar a luz todas las miserias de la familia de clase media protagonista, y en concreto de la matriarca, que está dispuesta a todo para conservar su posición social y evitar “habladurías”.

Para acabar, un par de curiosidades. Mencionar que el éxito de la época de esta película fue tal hizo que Eun-shim quedo encasillada y nunca volvió a conseguir un papel. Y la aparición de un jovencísimo Ahn Seong-gi (Silmido). El conocido y consagrado actor surcoreano, interpreta en esta película al hijo de la familia.

Puntuación 7.5/10

PD: Os dejo con un trailer de la película original y del remake.

A pesar de retraso tras retraso, por fin, hoy se estrena esta comedia retro y nostálgica de los 80, con John Cusack.

Esperemos que esta temporada sea tan divertida como la primera.

Sigue sin gustarme mucho, la verdad.
Reseña del primer tomo de la nueva serie de de Jimmy Palmiotti y Justin Gray de este personaje clásico de DC, aquí.


Wilson Yip (Dragon Tiger Gate, The White Dragon) y Donnie Yen (Hero, Dragon Tiger Gate) logran lo imposible, que la segunda parte del biopic del gran y famoso luchador, Ip Man, sea superior a su antecesora, por lo menos a la hora de presentarnos unas aun más y mejores escenas de acción.


La película que continua casi directamente de la primera parte, nos presenta al famosos maestro de artes marciales; en concreto del estilo Wing Chun, que tuvo como alumno al mismísimo Bruce Lee; obligado a vivir en el exilio y la pobreza en Hong Kong, tras los acontecimientos de su antecesora, en donde esta vez se las tendrá que ver con la opresión de los ingleses.

Como en la primera parte, la película se toma sus licencias, para presentarnos una figura del personaje aun más engrandecida y heroica; un personaje que con la lección aprendida en los sucesos anteriores, utiliza sus artes marciales con orgullo y como arma contra la injusticia.


Ip Man 2, argumentalmente quizá sea más floja, tiene menos que contar y lo que cuenta ya lo hemos visto en cientos de películas de Kung Fu de las de “toda la vida”, pero mientras deja atrás un mayor y mejor desarrollo de la historia y los personajes, se adentra en la acción pura y dura, dándonos una película de artes marciales de primera, llena de espectacularidad, emoción, y coreografías impactantes.

Las escenas de acción son memorables, épicas, trepidantes, …. a las que, a pesar de cierto abuso del cable en algún momento, Yip sabe darles una gran majestuosidad y realismo con su estilo visual .


Donnie Yen como siempre esta excepcional y carismático, aportando un toque de dramatismo y orgullo a su personaje cuando es necesario, entre “hostia y hostia”, demostrando el porqué es considerado por muchos (entre ellos nosotros), el mejor dentro del cine de artes marciales actual. Nadie le puede hacer sombra, y es que aunque en esta peli esta más inexpresivo que nunca, llena la pantalla con su presencia.

A Yen le acompañan Simon Yam (Election) en un pequeño papel, Huang Xiaoming (The Sniper) que demuestra que puede llegar a ser una gran estrella en el cine de acción si se lo propone, Darren Shahlavi como el némesis de Yen y siendo el único occidental salvable en cuanto a interpretación en la película, y como no, el excepcional Sammo Hung, que no solo es participe de la mejor escena de acción de la película junto a Yen, sino de todas, ya que es el coreógrafo de la película.


Esperemos que sea posible una tercera parte, como se ha demostrado se puede seguir haciendo un producto de calidad, en la que quizá, podamos ver más que un pequeño cameo de un jovencísimo Bruce Lee.

Puntución: 7/10