A Barefoot Dream

Publicado: febrero 15, 2011 en Cine, Reseñas Cine Asiatico
Etiquetas:,

A Barefoot Dream llegó a cines surcoreanos en junio, en plena fiebre del Mundial de Fútbol de Sudáfrica consiguiendo un considerable éxito en taquilla, lo que junto a su selección por parte de su país para ser la candidata para los Oscar a mejor película de habla no inglesa, la convertía en una de las cintas surcoreanas del año, en una de las imprescindibles.
Claro esta, esto era a priori, una vez vista podemos comprobar el resultado y la verdad, no decepciona, estamos ante un drama deportivo algo sentimental y manipulador (aunque sin llegar a caer en la sensiblería) pero reconfortante y conmovedor.


El director Kim Tae-gyoon (Volcano High School, Crossing) a través de una dirección enérgica, emocionante y realista, y un guión solido, nos trae esta película basada en hechos reales que nos cuenta la historia de Kim Shin-hwan, un ex-futbolista que tras fracasar en su país, se marcha a Timur Oriental a entrenar un grupo de niños.
A pesar de la inexperiencia del entrenador y la pobreza en que viven los niños que ni siquiera tenían zapatos para jugar, con esfuerzo e ilusión serán capaces de cualquier cosa.


Es verdad que esta película tiene muchos trasfondo en el que no se indaga, no se profundiza tanto en el tema social y político, como en la caracterización de los personajes, ni siquiera en la historia real del propio entrenador; pero esta simplificación de guión se debe a que tampoco es su intención, en ningún momento quiere ser una película reivindicativa, sino mas bien un drama deportivo de superación personal.

A Barefoot Dream sigue los esquemas clásicos de los films de este subgénero; un equipo sin futuro y mal avenido, es entrenado por un perdedor que acaba convirtiendo lentamente en mejor ser humano cuidando y unificando al equipo.
Además, aunque evita acercarse demasiado a temas mas serios, si que los toca lo suficiente para darnos una sensación de peligro e inestabilidad social y político en el país, lo que posteriormente ayuda en ese mensaje que se da, y se suele dar en esta clase de películas, de que el deporte es algo mas, y puede unir personas y países.


Los niños de la película son adorables, la mayoría son miembros actuales del equipo de Kim Shin-hwan, y los secundarios de la película aportan su granito de arena a la pelicula, pero es el actor en alza, Park Hee-soon (A Million), el absoluto protagonista.
Park Hee-soon con gran carisma interpreta al ex-jugador de fútbol arisco y frustrado, que poco a poco va transformándose, madurando y adquiriendo responsabilidad y valores.
Para este film, tuvo no solo que recibir una formación especial como entrenador de fútbol juvenil, sino aprender diversos idiomas (el portugués, ingles, indonesio y tetun) que va intercambiando y utilizando a lo largo de la película de forma muy curiosa (pero para nada forzosa).


A Barefoot Dream quizá no venga avalada por premios y presentaciones en festivales, quiza sea una película convencional y predecible, pero no por ello deja de ser una gran película de lo mas atractiva que merece mas repercusión (sobretodo internacional). Un entretenimiento muy solido y humano que nos llegara al corazón, y hará las delicias a los amantes del drama deportivo.

Puntuación 7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s