Archivos de la categoría ‘Cine’

Harmony

Publicado: febrero 17, 2011 en Cine, Reseñas Cine Asiatico
Etiquetas:,

“Harmony” no engaña a nadie es una de esas películas llenas de buenas intenciones que depende de que día te pille puede llegar a gustarte o no (y llegar a tocar la fibra sensible o no). Un melodrama inspirado en un coro de una cárcel femenina, no podría dar mas de si que una película emocional y edificante.

Jeong-hye, mato a su marido en defensa propia. En el momento de su detención, estaba embarazada por lo que el bebé nace cárcel. Meses mas tarde, tiene que dar en adopción a su bebé. Su historia y la del niño sensibilizara a las carceleras y a las reclusas, por lo que se formara un coro de música para que Jeong-hye este fuera de la cárcel con su hijo por lo menos un día, con la ayuda de entre otras, Ok Moon una ex-profesora de música que está en el corredor de la muerte por asesinar a su marido y la amante de este, en un ataque de celos.


Sin mas intenciones que hacernos pasar unas agradables dos horas, la película no profundiza en terrenos peliagudos o morales, nos edulcora la realidad, por lo que esta asegurada la previsibilidad y la manipulación (aunque no en exceso) de sentimientos.
Aun así (aunque solo de pasada, de forma muy rápida y ligera) no se olvidan de tocar unos cuantos temas sociales, como la necesidad de reformas peniteciales y de leyes, la discriminación de clases sociales, las segundas oportunidades, ………


Las mujeres protagonistas, todas ellas, tienen unas razones mas o menos justificables para su delitos (crímenes pasionales, autodefensa, accidentes, …..), por lo que se nos es muy fácil cogerles simpatía.
Así que tenemos una buena cantidad personajes arquetipos, pero funcionan a la perfección, al igual que los mensajes de perdón y redención, y demás temas tópicos que aparecen en la cinta.

El tema musical, el de la formación del coro, adquiere protagonismo en algunos momentos, sobretodo hacia el final, sirviendo tanto para unir a los personajes, como de hilo conductor y de desarrollo de la historia.


La verdad es que es extraño cuando un drama carcelario presenta un ambiente “tan agradable”, pero que queréis que os diga, consigue con éxito su objetivo, entretener y conmover, gracias en especial al buen reparto femenino, y en especial a la televisiva e internacional Kim Yoon-jin (Yesterday) y Nah Moon-hee (Mission Possible: Kidnapping Granny K), una de esas “halmoni” (abuelas) surcoreanas siempre presentes y excelentes donde aparecen.

Puntuación 5/10

A Barefoot Dream

Publicado: febrero 15, 2011 en Cine, Reseñas Cine Asiatico
Etiquetas:,

A Barefoot Dream llegó a cines surcoreanos en junio, en plena fiebre del Mundial de Fútbol de Sudáfrica consiguiendo un considerable éxito en taquilla, lo que junto a su selección por parte de su país para ser la candidata para los Oscar a mejor película de habla no inglesa, la convertía en una de las cintas surcoreanas del año, en una de las imprescindibles.
Claro esta, esto era a priori, una vez vista podemos comprobar el resultado y la verdad, no decepciona, estamos ante un drama deportivo algo sentimental y manipulador (aunque sin llegar a caer en la sensiblería) pero reconfortante y conmovedor.


El director Kim Tae-gyoon (Volcano High School, Crossing) a través de una dirección enérgica, emocionante y realista, y un guión solido, nos trae esta película basada en hechos reales que nos cuenta la historia de Kim Shin-hwan, un ex-futbolista que tras fracasar en su país, se marcha a Timur Oriental a entrenar un grupo de niños.
A pesar de la inexperiencia del entrenador y la pobreza en que viven los niños que ni siquiera tenían zapatos para jugar, con esfuerzo e ilusión serán capaces de cualquier cosa.


Es verdad que esta película tiene muchos trasfondo en el que no se indaga, no se profundiza tanto en el tema social y político, como en la caracterización de los personajes, ni siquiera en la historia real del propio entrenador; pero esta simplificación de guión se debe a que tampoco es su intención, en ningún momento quiere ser una película reivindicativa, sino mas bien un drama deportivo de superación personal.

A Barefoot Dream sigue los esquemas clásicos de los films de este subgénero; un equipo sin futuro y mal avenido, es entrenado por un perdedor que acaba convirtiendo lentamente en mejor ser humano cuidando y unificando al equipo.
Además, aunque evita acercarse demasiado a temas mas serios, si que los toca lo suficiente para darnos una sensación de peligro e inestabilidad social y político en el país, lo que posteriormente ayuda en ese mensaje que se da, y se suele dar en esta clase de películas, de que el deporte es algo mas, y puede unir personas y países.


Los niños de la película son adorables, la mayoría son miembros actuales del equipo de Kim Shin-hwan, y los secundarios de la película aportan su granito de arena a la pelicula, pero es el actor en alza, Park Hee-soon (A Million), el absoluto protagonista.
Park Hee-soon con gran carisma interpreta al ex-jugador de fútbol arisco y frustrado, que poco a poco va transformándose, madurando y adquiriendo responsabilidad y valores.
Para este film, tuvo no solo que recibir una formación especial como entrenador de fútbol juvenil, sino aprender diversos idiomas (el portugués, ingles, indonesio y tetun) que va intercambiando y utilizando a lo largo de la película de forma muy curiosa (pero para nada forzosa).


A Barefoot Dream quizá no venga avalada por premios y presentaciones en festivales, quiza sea una película convencional y predecible, pero no por ello deja de ser una gran película de lo mas atractiva que merece mas repercusión (sobretodo internacional). Un entretenimiento muy solido y humano que nos llegara al corazón, y hará las delicias a los amantes del drama deportivo.

Puntuación 7/10

Troubleshooter

Publicado: febrero 10, 2011 en Cine, Reseñas Cine Asiatico
Etiquetas:,

Diversion pura y dura con un, como es habitual, carismático Seol Kyeong-gu (trilogia Public Enemy) es lo que nos ofrece este entretenido thriller de acción puramente palomitero.

Troubleshooter se desarrolla y gira entorno a los instintos de supervivencia de nuestro protagonista un ex policía que se convierte en sospechoso de una serie de asesinatos. Mientras huye de aquellos que le acosan y persiguen tendrá que limpiar su nombre, todo ello en 24 horas de lo mas estresantes como si del mismísimo Jack Bauer se tratara.

Con un tono muy ligero y un ritmo rápido, se nos mezclan abundantes escenas de persecuciones y hostias, con una trama de conspiraciones y alguna que otra escena dramática.


Kwon hyeok-jaen (asistente de dirección y coguionistas de Dachimawa Lee); cuenta para su debut en la dirección en esta película con dos grandes a su lado, la estrella Seol Kyeong-gu como absoluto protagonistas, uno de los actores mas conocidos, taquilleros y regulares de Corea del Sur, y a Ryoo Seung-wan (The City of Violence y Arahan) como coguionista, uno de los directores mas interesantes de la actualidad.


Troubleshooter logra lo que pretende, hacernos pasar una entretenida hora y media, y para ello cuenta con un ritmo vertiginoso, una buena banda sonora, un guion coherente, un buen reparto, y mucha acción, acción trepidante en sus persecuciones y violentas y salvajes en sus peleas a puñetazo y patada limpia (vease la escena del baño o la del final).

Puntuación 6.5/10


Por mucho que produzca y supervise, Reign of Assasins, no es una película de John Woo (aunque es un director como muchos otros que puede hacer malas películas, sino ver la mayoria de los trabajos que ha realizado en Hollywood), si tenemos claro eso y dejamos de tener expectativas tan altas, es posible disfrutar de este entretenidísimo wuxia con sabor a clásico con algún elemento más de ciencia ficción que fantástico, impresionantes e imaginativas coreografías de acción, y unos personajes carismáticos.

La acción, el romance y la fantasía se mezclan en este esta película con muy buen ritmo, en donde, desde el primer minuto se va al grano. Un prologo de cinco minutos nos pone en situación histórica, y en unos pocos mas nos introduce la trama y los personajes.


El retorno al wuxia de Woo que dirije Su Chao-pin (Silk), nos narra una enrevesada trama en la que una mujer consigue encontrar los restos de un místico hindú que guardan algún poder, y deja al grupo de asesinos al que pertenece para poder ir a llevarlos a su legítima tumba. Para ello lleva a cabo una drástica operación de cirugía facial (?) y se cambia de nombre, y de vida, casándose incluso.
Después de ser descubierta por la organización de asesinos descubre que su marido en realidad es el hijo de una de sus antiguas victimas, que sigue buscando al asesino de su padre sin saber que es su propia esposa.


Aunque tiene sus altibajos, sus situaciones incoherentes, y no es particularmente original, Su Chao-pin crea su propio “reinado de fantasía” gracias en especial a sus personajes, tanto principales como secundarios, que a pesar de presentar sus tópicos, son de lo mas carismáticos y llenos de características especiales e incluso estrambóticas (una ninfómana, un obseso de los fideos, un mago creído, un malo con razones ocultas, ……).

Michelle Yeoh y el surcoreano Jung Woo-sung (El bueno, El malo y El raro), son la pareja protagonista que presenta una muy buena química. Ambos crean unos personajes complacientes, Yeoh, en su papel de antihéroe en busca de redención, y Woo-sung en su papel de héroe romántico.


Reign of Assasins es un digno entretenimiento, al que, sí, hay que dejarle pasar ciertas licencias, pero si nos dejamos llevar no proporcionará dos horas de diversión.

Puntuación 6/10.

Kang Woo-suk (el director de la saga Public Enemy) parece que quiere dar un giro a su carrera cinematográfica y si este año se introduce por primera ver al drama romántico y humano con G-Love, el recién terminado año ya hizo un pequeño cambio con Moss, un film que sigue los esquemas mas tradicionales de la novela policíaca, y que se convirtió en una de las películas más exitosas, en la taquilla y critica, del 2010 en Corea del Sur.

Basada en un exitoso comic web de Yoon Tae-ho, Moss, es una oscura y escalofriante película, un apasionante thriller muy elaborado y laberíntico que nos mantiene en vilo durante sus casi tres horas de duración, 163 minutos que pasan volando.
Y a pesar de las miles de vueltas que da la trama y los continuos flashbacks, la película es firme y coherente, y posee un ritmo trepidante, lleno de momentos de emoción y tensión.

Moss también se permite el lujo de presentarnos cierta crítica social, y es que los personajes están atrapados dentro de una sociedad malsana llena de corrupción, presentando un aspecto muy negativo de esta, ya sea Surcoreana como mundial.


Park Hae-il (The Host), Jeong Jae-yeong (Welcome to Dongmakgol), son los máximos protagonistas de esta cinta, sus personajes se internan al clásico juego del gato y el ratón, y ambos realizan un trabajo sublime, presentando una muy buena química dentro de su rivalidad.
En la batalla de estos dos personajes, Jeong Jae-yeong gana por diferencia, interpretativamente hablando, ya sea por su gran talento y carisma, como por lo atractivo y el potencial de su personaje, el malote de la función, caracterizado de manera excepcional con un muy buen maquillaje como un anciano muy manipulador y cabrón.

El elenco secundario en su conjunto esta excepcional también, algunos mejor desarrollados y profundizados que otros, pero todos ellos importantes en el desarrollo de la trama, siendo en ocasiones los conductores de esta.

La atmósfera de la película es el segundo plato fuerte de la película, después de la actuación de Jeong Jae-yeong. Una atmósfera oscura y malsana, es la que da este misterioso pueblo y sus habitantes, gracias a los escenarios, las actuaciones, la fotografía y el buen manejo en la cámara de Kang Woo-suk, director al que esta vez no se le puede acusar de no tener un toque mas personal en sus films, sobretodo en según que escenas, como la de los túneles.


Pero a pesar de todo ello, Moss tiene algún que otro fallo importante, que hace que esta excelente película no sea del todo redonda y no pase a ser una obra maestra.
Se nota que la película esta adaptando algo muy extenso, y muchos personajes y subtramas quedan incompletas, cuestionándonos si es una película para todos los públicos o para aquellos que han leído la obra original (cosa que sucede en las películas de Harry Potter por poner un ejemplo), ya que en ocasiones nos da la sensación que falta algo que contar de tal personaje o situación.
Y el otro fallo, quizás el más importante, es que desde muy pronto se nos explica demasiado, ya no sé si esta realizado así aposta, para centrarse más en las causas que en el “quién es el culpable”, o si considera al público demasiado inocente, pero es muy fácil para el espectador adelantarse a los acontecimientos y las sorpresas.

Eso no quita que Moss sea una gran película, una de las mejores de 2010, y Kang Woo Suk un director en mi opinión muy infravalorado en occidente, que merece todo el reconocimiento con esta película.

Puntuación 7.5/10

Yoshihiro Nakamura es uno de los directores mas interesantes y prolíficos de la actualidad en Japón, que siempre sabe darle un cierto toque personal y de calidad a sus películas, incluso aquellas que a priori parecen thrillers de lo más convencionales, como esta cinta, Golden Slumber.

Morita se reune con un viejo amigo para un dia de pesca, pero éste parece estar muy cambiado, y le recomienda a Morita que “huya, aun cuando parezca que esta a punto de morir”, justo antes de que una bomba estalle en la calle de al lado, justo por el lugar en el que estaba desfilando el presidente del gobierno. Morita huye instintivamente, y así comienza una persecución implacable, ya que comienzan a aparecer en los medios pruebas incriminándole del asesinato.


Basado en un best seller de Kotaro Isaka, este film de casi dos horas y media con ritmo trepidante resulta ser una gran película que no te deja descanso, y que tiene como protagonista a un carismático antihéroe y un elenco de secundarios de lo más estrambóticos.

Golden Slumber nos presenta una cinta de persecuciones muy al estilo Con la muerte en los talones o el Fugitivo, pero el objetivo de la película no es el descubrir las conspiraciones ni la emoción de la caza, sino más bien las emociones, ya que estamos ante una película en la que las conspiraciones y el thriller trepidante se mezclan con el humor, el drama sobre la amistad perdida y la manera de encontrar volver a casa.

La película aunque desprende en todo momento cierto aire a Hitchcock, y sus clásicos personaje protagonistas (hombres normales y inocentes acusados), se transforma en algo totalmente distinto una vez se va desarrollando, dándonos una película de suspense muy emotiva, nostálgica y cautivadora. Aunque eso no quiere decir que no tenga su buena dosis de acción y suspense.

Es verdad que ciertas situaciones y sobretodo personajes puedan parecer algo artificiales pero sorprendentemente se presentan de manera convincente, y es ese toque que la hace especial y diferente, junto a la música. Como sucedía en Fish Story, está película utiliza la música como un elemento importante en la historia, y en concreto una canción de los Beatles, la que da titulo a la película.


Masato Sakai (Sukiyaki Western Django) interpreta de manera excepcional a un hombre común algo inocentón que a pesar de todo (gracias al buen guión) no se convierte ni en el tonto del pueblo, ni en un payaso, ni en la típica victima.
Además Nakamura interrumpe su huida con continuos flashbacks de su vida universitaria que nos hace conocerlo mejor, siéndonos mucho mas fácil conectar con él.

Los personajes que conoce nuestro protagonista en el camino, en su huida, son de lo más curiosos, desde un asesino en serie de lo mas cordial (por muy raro que pueda sonar), a unos gansters de pacotilla bonachones, …… a los propios amigos de nuestro protagonistas con sus propias características especiales.
Y es que por muy tópica que pueda parecer esta cinta o cualquiera de este director, sus personajes son inteligentes e infinitamente más simpáticos que cualquiera de otra película del género.


Golden Slumber es una película que merece más reconocimiento y repercusión, igual que su director, ante todo en occidente, y un claro ejemplo es una de las escenas finales, que culmina en la pirotecnia visual mas que espectacular de lo más “romántica”.

Puntuación 8/10


Dante Lam no para de darnos buenas películas en los últimos años, si The Beast Stalker fue la consagración absoluta del director, este año ha sido el suyo, con dos películas excelentes en las que se ha superado, unas buenas muestras del mejor cine policial made in Hong Kong.

La primera de ellas, Fire of Conscience fue un thriller de acción crudo, violento y oscuro lleno de giros de guión sorprendentes e inteligentes; la segunda una especie de secuela (o así se anuncia aunque luego no es tal) de The Beast Stalker, llamada The Stool Pigeon que paso a comentar.

Este nuevo e intenso thriller de Dante Lam, sobre un policía y un informante de este que intenta infiltrarse en las triadas, cuenta con el mismo equipo, guionista (Jack Ng) y con parte del reparto (Nicholas Tse, Nick Cheung, Miao Pu y Liu Kai-Chi), de la exitosa Beast Stalker.

El director, especialista en “machacar” a sus personajes, nos presenta un increíble thriller policiaco, violento, oscuro, y realista con unos personajes muy torturados, complejos, y ambiguos.
Y aunque es verdad que no se desvía mucho de una fórmula, ya no sólo de los conflictos de los policías y delincuentes ambiguos, sino de las películas de infiltrados, ofrece la suficiente variación sobre el tema, y esta dirigída de manera sublime.
Profundiza en ciertos temas de lo mas fascinantes poco vistos sobre el funcionamiento del departamento policial especial, que utiliza como principal recurso de sus investigaciones a los informadores.

Nicholas Tse y Nick Cheung estan impresionantes en su papeles de antihéroes, sus personajes son de una gran complejidad psicológica, que van mas haya del esteriotipo, son personajes que toman decisiones (correctas o incorrectas) por la situación en que se encuentran, que les llevan a cruzar en más de una ocasión la delgada línea entre el bien y el mal.
La relación entre estos dos personajes esta muy bien presentada, quizá, le falte algo mas de profundidad y desarrollo, al igual que la relación de estos con sus respectivas “féminas”, pero aun así, presentan una muy buena química.

Como es habitual Dante Lam (uno de los directores más interesantes de Hong Kong), nos presenta una película con un ritmo encomiable, que unido con su destreza en la dirección, el también habitual excelente nivel técnico, da de si una de las películas del año, que compagina escenas de acción trepidantes (a destacar la persecución por los callejones del mercado) y emocionantes, con momento dramáticos y melancólicos de manera excepcional, y con el mayor realismo posible.

Puntuación 8/10