Archivos de la categoría ‘Documentales’


Se puede hacer un documental de comida contemplativo y pretencioso, y además salir de verlo sin apenas pizca de hambre, a pesar de ser la hora de la cena?.
Pues sí, ese documental se llama Eatrip, y explora los rituales culinarios a través de Japón, desde la antigua ceremonia del té hasta unos activistas de lo orgánico y la tradición, siempre desde una filosofía barata sobre la alimentación, la cultura y la humanidad.


Una serie de personajes famosos y anónimos se panta delante de la cámara y empiezan hablar de cosas sin interés alguno para darnos poco menos de hora y media de aburrimiento total.
El actor Tadanobu Asano, la cantante UA, el diseñador de moda Jurgen Lehl, entre otros, junto a un par de hippies, un monje, y gente corriente, filosofan sobre sus vidas y sobretodo sus experiencias con la comida.


Supongo que tras ver esta película me he dado cuenta que no soy tan fanática de la cultura japonesa y en especial de sus tradiciones culinarias, para que me interese y me llene un documental de este tipo, aunque ya no sé si es por eso, ya que soy la primera que después de ver una serie o una película asiática en general, me entra unas ganas tremendas de comer y disfrutar (sobre todo en compañía) de comida japonesa, coreana, china, india ……; o por el estilo y la intención de la experta de la alimentación pasada a directora, Yuri Nomura (que quizá, debería haber dejado la labor de directora a alguna conocida ya que la puesta en escena y sobretodo montaje, es bastante mediocre), de ir más allá de un buen documental de comida, para traernos uno con filosofía innecesaria sobre el mundo, el cosmo, …..

Puntuación 3/10


Interesante e instructivo documental que sigue un grupo de aspirantes a dobles de acción en su empeño en labrarse una carrera profesional y reconocida dentro de la industria cinematográfica surcoreana.

Como otra gran curiosidad de la película, es que sigue el rodaje de diversas producciones del momento del rodaje (centrándose, claro está, en las escenas de riesgo y los especialistas), incluyendo The Host, Crying Fist, The City of Violence, The Good, The Bad, The Weird …… o series como War of Money o Time Between Dog and Wolf. Y aunque algunas de ellas son presentadas como simple anécdota, otras dan un gran juego al documental.


La historia sigue a estos jovenes aspirantes desde sus audiciones para entrar en la escuela de dobles de riesgo, hasta años más tarde, donde algunos se formaran y se labraran un futuro, y otros abandonaran a mitad camino, por falto de interés, talento o simplemente no aguantar más en esta peligrosa profesión.

La mayoría de los aspirantes empiezan en esto como pura curiosidad o afán de convertirse posteriormente en reconocidos actores de acción. Incluso la película está dirigida por uno de esos aspirantes (Jeong Byeong-gil) que como buen fan de Stephen Chow, quiere llegar a ser una gran estrella y director de cine de acción, pero que a sugerencia de sus compañeros, decide dejar de lado su aspiraciones a actor y encargarse de dirigir.


El documental presentado de una manera muy ligera, entretenida y llamativa, y con una continua voz en off muy irónica y algún que otro momentos cómicos, va mas allá de las peripecias y camaradería de los especialistas y las dificultades del director para mostrar según qué cosas (como el rodaje de The Good, The Bad, The Weird), y nos presentan sus vidas dentro y fuera del set de rodaje.

Todos tiene un sueño y una meta en su vida, y por desgracia no siempre se cumple, por lo que esta película surcoreana de nuevo nos da un buen revés y nos presenta la realidad como es, cruel.


Detrás de todas esas grandes escenas de acción, hay unos individuos anónimos que nunca serán recordados por su duro y sacrificado trabajo. Mientras estas personas arriesgan sus vidas, y son capaces de repetir hasta 30 veces una escena en donde debes aguantar estoicamente y sonriente los palos, o de aguantar como un actor entusiasta les golpea hasta hacerles una brecha en la cabeza, o incluso resignarse por la falta de equipos de protección básicos y necesarios, la guapa estrella del momento se lleva todo el merito.

El reconocimiento de estos especialistas que soportan tanto dolor físico y psicológico, aunque tardíamente viene dado por esta fascinante película que todo aficionado y amante al cine de acción y en general, debería ver.

Puntuación: 7/10

American Teen

Publicado: enero 20, 2009 en Cine, Documentales, Reseñas Cine Occidental
Etiquetas:


American Teen es un excelente documental que a pesar de centrarse en un periodo de tiempo de la vida de cinco adolescentes americanos refleja a la perfección una sociedad, y en concreto un determinado periodo de la vida estadounidense, la de la adolescencia.
En este documental que nos refleja como la realidad puede ser es igual o más cruel que la ficción, se explora la lucha por crearse una identidad y un futuro de un grupo de jóvenes y nos muestran sus inseguridades, sus amores, su vulnerabilidad, ………


Contamos con cinco estereotipos de esos que hemos podido ver en cualquier película norteamericano o serie de High School.

La reina del instituto, una pija caprichosa y arpía niña rica que bajo esa fachada de tener todo en la vida y de siempre salirse con la suya, esconde un drama familiar que le afecta y presiona más de lo que quiere reconocer.


El deportista, un chico pobre sin muchas esperanzas en entrar en la universidad sino es con una beca de baloncesto.


El ligón, un guapo estudiante y deportista que se deja llevar por las amistades y las apariencias, por lo que oculta ese “nerd” que en realidad lleva dentro.


La rebelde, una extrovertida chica aficionada al arte que sueña trabajar en el cine, muy fuerte y dura por fuera pero muy frágil y enamoradiza por dentro.


El “geek”, un chico lleno de granos sin muchos amigos que se pasa todo el día jugando a los videojuegos y que busca desesperadamente a una novia.


En apariencia estamos ante un grupo muy diferente pero en realidad son más parecidos de lo que ellos mismos creen. Sus mayores preocupaciones en este periodo de sus vidas son muy similares, que son el querer encontrar el amor y el ser alguien en la vida, el tener el futuro que quieren por delante y no acabar trabajando en un odioso trabajo de 9 a 5 o en el ejército o en una universidad que no deseas. A todo ello hay que sumarles las presiones que sufrirán por parte de todo y todos, en especial de sus padres, que en más de una ocasión les hará sentirse como una autentica mierda.


Los personajes y sus personalidades son muy extremos y estereotipados, quizá la directora, Nanette Burstein haya recurrido adrede a ellos por esta razón, porque no solo se ve las diferencias entre ellos y sus mundos, sino que al final te das cuenta que a pesar de todo son lo que son todos ellos, adolescentes que pasan por una misma fase, algunos con algunos más problemas que otros pero todos ellos con sus problemas.
A veces me daba la sensación de que estaba todo preparado pero puede ser que al final sí que la realidad sea así de triste y estúpida.
La reina del instituto es una zorra que es capaz de joder todas las relaciones de su mejor amigo por simples celos de posesión más que de amor; además de ser capaz de pasar a todo el instituto fotos de una amiga desnuda por diversión. El “geek” es vergonzoso su obsesión por conseguir una novia. El ligon es capaz de dejar a una chica por muy enamorado y a gusto que este con ella, porque simplemente no es de su “circulo social” (vamos entre los reyes del instituto).

El documental esta realizado de una manera muy amena, moderno y “juvenil”, mezclando un aire de documental puro y duro, drama ficticio, y programa de la MTV.
Nanette Burstein nos presenta a estos estudiantes como son, sin juzgarlos, simplemente presentándonos como son sus vidas, haya ellos con sus elecciones, son suyas tanto sean correctas como incorrectas; por lo que en ningún momento se nos presenta moralista.

Puntuación 7/10

¡Papi, cómprame un Kalashnikov!

Publicado: septiembre 13, 2008 en Documentales, Series TV


Menos interesante e instructivo, de lo que esperaba fue este reportaje que emitieron (o repusieron) en Cuatro este verano.

Los reportajes, al igual que los documentales deberían ser lo más neutrales posibles, además de lo menos manipuladores posible, o por lo menos (ya que cada vez hay menos subjetividad en ellos), intentar disfrazarlo un poco. En este reportaje, no se molestan en estas “menudencias”, y no se corta un pelo en decir ante las cámaras y con gente alrededor (menos mal que no saben español estos norteamericanos, que si no, sale de allí a palos), llamar a los asistentes del la convención, fascistas entre otras “nimiedades”.

Como puedo compartir más o menos, la mayoría de ideologías que el reportero muestra, podría olvidarme de ello, y disfrutar del reportaje (lo hago con los de documentales de Moore, ¿no?), pero no en esta ocasión, no será posible, ya que, no aporta gran cosa que no sepa, no profundiza ni analiza el problema, lo presenta superficialmente, de la misma manera simplista que los amantes de las armas justifican su derecho a tener un arma, y a enseñar a sus hijos a utilizarla, y de la que tanto indigna el reportero.
Así que él se comporta como los que reprimenda, y al igual que trivializan los asistentes de esta convención su derecho a tener armas diciendo que está en la constitución, que sino serie quitarles una libertad, que es la única manera de defenderse en un mundo hostil, entre otras “pamplinas” (yo no tengo que ser objetiva XD). El reportero, simplemente asocia, la derecha extremista y religiosa con la armas (que para nada no digo que sea asi, sino que no todo es tan simple), sin ver o no querer ver más allá, sin retroceder en el pasado o profundizar más en este problema social y político, que data de antes de la guerra de secesión.


No voy a meterme en más berenjenal político-social made in USA, o sobre ideologías y demás, me cabrea demasiado, y puedo estar horas y horas halando de ello, de esto simplemente es un reportaje de 45 min, y no puede dar más de sí, así aquí lo dejo, añadiendo simplemente, que de lo que no tenía ni idea, pero no se porque me extraño al verlo (ya que los norteamericanos y sobretodo del sur, están más que chalados, por muy malo que se generalizar, vuelvo a decir, yo no tengo que ser objetiva), es tanto, la celebración esa del Festival de la Metralleta de Knob Creek, en Kentucky, como que haya padres que lleven a niños tan pequeños (de menos incluso de cinco años) a disparar, y no solo pistolas y Kalashnikov, sino metralletas (yo que sé como se llama) enormes.

En fin si quereis juzgarlo por vosotros mismos, podeis encontrar este reportage por youtube, sin ningun problema, por lo menos es ameno, y a mas de uno le puede interesar.