Archivos de la categoría ‘Especiales’

ZSAZSA ZATURNNAH.


El Rocky Horror Picture Show filipino? posiblemente. Si aquella pelicula de culto era un homenaje a la serie b y los programas dobles, Zsaturnnah es un musical gay con superheroinas, villanas feministas intergalácticas, artes marciales, amigas transexuales, invasiones alienígenas, zombis y monstruos gigantes. Un despiporre total, vamos.

Basada en un cómic filipino, Las increíbless aventuras de Zaturnnah, fue primero adaptado al teatro por medio de un exitoso musical, que ha servido de base para esta delirante pelicula en la que Ada, un peluquero homosexual de Manila, se muda a un pequeño pueblo. Allí, una noche, caerá un extraño objeto del cielo hasta su casa. Su amiga transexual le convence que, a pesar de parecer un ladrillo, se lo meta en la boca, y cuando lo traga, se produce la metamorfósis que convierte al enqlenque Ada en ZsaZsa Zsaturnnah! una diosa en la tierra, Zsazsa tiene superpoderes con los que detener a los enemigos que aparezcan en el pueblo.

La peli es un homenaje al mundo de los superhéroes, que en un país a priori poco habitual como Filipinas tiene una gran tradición, con una indústria propia bastante potente, y superhéroes como Darna o Lastikman (ambos ya con su versión cinematográfica). Tiene elementos muy típicos del género, como la doble identidad, e incluso el triangulo amoroso entre Ada el chico guapo Dodong y la propia ZsazZsa, o la aparición sin motivo aparente de monstruos y villanos, al mejor estílo comicbook.
Lo curioso que a pesar de ese “aroma” a pelicula de serie Z que desprende en todo momento, esta mejor realizada de lo que podriamos imaginarnos, dentro de sus limitaciones, posee un buen apartado tecnico, direccion y efectos especiales.

El apartado de los actores es más que correcto, con Rustom Padilla (que ahora se llama BB Gandahari, después de su cambio de sexo) en el papel de Ada, la cantante ZsaZsa Padilla como ZsaZsa Zsaturnnah y la sexy Pops Fernandez en el papel de la Reina Femina Superstellar Baroux, todos participan de la fiesta y de la diversión actuando con mucho humor y tomándose sus papeles en serio lo justo.

Tras toda esta diversión, tras esta loca comedia musical, hay un transfondo social sobre la homosexualidad, no lo suficientemente profundizado ni falta que le hace, pero si lo suficente como para darle un poco de contenido a la película.

ZsaZsa Zaturnnah: Ze Movehh es una bizarrada divertidisima a la que si le dais una oportunidad, eso si con una mente muy abierta, no os arrepentireis.

BLACKOUT.


Robin Padilla interpreta con muy buena mano al propietario de un bloque de edificios de mala muerte, que habitualmente pierde el conocimiento debido a su alcoholismo.
A pesar de tener un hijo al que cuidar, se refugia en el alcohol mientras el caos y la paranoia se apoderan de su vida, llevándole a momentos en que no sabrá si lo que vive es real o tan solo otro mal sueño, como cuando descubre en el guardabarros de su coche un rastro de sangre.

Con buenas ideas, una ambientación decadente y oscura, y una direccion correcta, el director filipino Ato Bautista nos presenta una pelicula que podria haber dado más de sí, sólo con que su ritmo no hubiera sido tan irregular, y (importante) no intentáse engañar a los espectadores con giros y giros de guión, y con un supuesto desenlace “inesperado” que se huele a kilómetros de distancia.

Una pena, porque aunque Blackout es un thriller psicológico convencional, tiene algunos elementos que chirrían muchisimo, más allá de la parte final, como lo exagerado de uno de los pocos secundarios de la pelicula, un inquilino moroso que recuerda con su exageradísima actuación que debe de ser un actor “del método”. Por si fuera poco su caracterízación, con varios ojos gigantes tatuados en su cuerpo, es una metáfora muy poco sutíl.

Monga es una película clásica de gangsters, muy realista y violenta, sobre el ascenso de unos jóvenes dentro del mundo de la mafia en el barrio más antiguo de Taipei, Wanhua, también conocido como Monga, a mediados de los años 80.
Una película de camaradería, lealtad, amistad, traición, ….. dentro del mundo criminal, todo ello desde el punto de vista de los inexpertos ojos de cinco jóvenes, que se van endureciendo y desengañando del “atractivo” del mundo criminal, al mismo tiempo que van madurando.
Ellos toman inocentemente el camino del crimen por un falso sueño de amistad, emociones fuertes y diversión, y pronto se encuentran con que este es mas cruel, trágico y oscuro de lo que pensaban, en donde los “juegos” se convierten en algo mas serio y mortal.
El film también es una mirada “nostálgica” e histórica sobre una época, y sobrela perdida de la “inocencia” y de los códigos de honor dentro del mundo de la mafia taiwanesa.


La película da verdadera importancia a la relación entre los cinco jóvenes, entre los miembros de la pandilla, unos personajes perfectamente perfilados, y aunque se da mayor protagonismo a unos que a otros, todos tienen su momento clave e importante en la historia y su desarrollo.
La tensión dramática de estos personajes y la simpatía que crean en el espectador, no solo se debe al excelente guión, sino al carisma de los jóvenes actores encabezados por dos ídolos taiwaneses, Ethan Ruan y Mark Zhao.


El actor convertido a director Doze Niu Cheng Ze (Accidental Legend) nos trae en esta película una impresionante puesta en escena, con una ambientacion de los 80 impecable, y un apartado técnico (fotografía, banda sonora, ……) sobresaliente.
Doze Niu consigue una película de dos horas y media vertiginosa, llena de ritmo y pasión, que combina el drama, el romance y la acción con todo los ingredientes típicos del género, dando como resultado una película excelente.


Quizá, Monga no traiga nada nuevo al genero de gangsters, un genero que cada país explota con el mismo esquema pero aportando sus propias formas y códigos, pero eso no quita que estemos ante una gran película, ante una de las mejores películas que hemos visto este año, y una de las mejores del genero.

Puntuación 7.5/10

I saw the Devil puede que sea la mejor película del festival de Sitges y de Kim Jee-Woon, una película durísima al mismo tiempo que impactante y fascinante, que va mas allá de la “orgía de sangre” y de la violencia (para algunos gratuita), gracias al buen hacer del director y los actores, y a un guión excelente con una historia y unos personajes perfectamente construidos.

Esta película que cuenta con una gran carga dramática y una dirección detallista y de calidad, gira entorno a los dos protagonistas, a los personajes interpretados de manera sublime por Lee Byung-hun y Choi Min-sik, así pues se podría decir que estamos ante una película de personajes, de individuos que detrás de sus estallidos de violencia esconden unas motivaciones, en este caso, el de convertirse en diablo para poder castigar a otro diablo.


Jee-Woon es un artista, y aunque parece que internacionalmente no se le quiere dar el merito que se merece, el de grandísimo director, lo lleva demostrando desde su debut en “The Quiet Family” y sus posteriores películas tales como “A Bittersweet Life” o “A tale of two sisters”; es un artesano de la forma, por lo que esta película vuelve a tener un apartado técnico impecable.

El director surcoreano nos ambienta esta “terrorífica” película con una atmósfera claustrofóbica y oscura, mas cercana al terror psicológico que al thriller, en la que se nos muestra la violencia de forma realista y muy fría, y una sociedad, mas bien un submundo, muy malsano, lleno de psicópatas de lo mas retorcidos y sádicos. Todo ello con un ritmo frenético, y es que esta película en sus casi dos hora y media de duración nos deja “agotados” por su intensidad, por lo que es de agradecer los habituales momentos cómicos surcoreanos que aparecen en el transcurso de la cinta, llenos de humor negro, que nos ayuda a liberar tensión.


El duelo interpretativo entre Lee Byung-hun y Choi Min-sik es increíble y a pesar de lo que algunos puedan pensar, muy igualado, sus interpretaciones son muy viscerales y pasionales, movidas por la propia emoción y motivación de los personajes.

Min-sik interpreta con macabra solvencia a un impredecible asesino en serie de jóvenes, que encuentra auténtico placer en sus actos y que no siente ni remordimiento ni dolor (físico y psicológico), mientras que Byung-hun a un serio y ejemplar agente secreto que emprende un descenso a la oscuridad y al infierno, por medio de una calculada y violenta venganza contra el personaje del primero, para ello se transforma en un monstruo como al que persigue que no dará tregua a su enemigo, utilizando métodos inimaginables.

El personaje de Lee Byung-hun sus actos y motivaciones, es el que nos lleva al mensaje/debate de la película, sobre los limites de la venganza y su ética y moralidad.


I saw the devil viene envuelta por la polémica de la violencia en el cine y en especial el cine surcoreano, este verano estalló el debate tras su remontaje para evitar la censura (en Sitges pudimos ver la versión integra), pero aunque no es sin fundamento, porque la película es muy explicita, sádica y violenta (vamos que no es apta para todos los publicos), se podría haber quedado en eso, en una simple polémica, pero no es así, es una película muy “potente”, una muestra mas de la buena salud del cine surcoreano y de la calidad de su director Kim Jee-Woon.

Puntuación 9/10 (no es un 10 porque no la vimos en las mejores condiciones, una copia algo falta de calidad y unas horas que no lo son, las 4 de la mañana).

El XVI SALÓN DEL MANGA, que se celebrará del viernes 29 de octubre al lunes 1 de noviembre en La Farga de L’Hospitalet (Barcelona), como ya sabréis tendrá como uno de sus ejes temáticos el terror en el manga, el anime y el cine japonés, por lo que se realizará una exposición de miedo que repasará la tradición visual japonesa del mundo del terror, dando un peso específico al manga, pero sin olvidarse de otras manifestaciones, como la tradición pictórica, el anime o el horror japonés en el cine.

Dentro de este especial de terror japones nos encontramos con un ciclo de CINE DE TERROR JAPONÉS en el cual se proyectaran las siguientes películas:

Dark Water de Hideo Nakata.

Una mujer que intenta mantener la custodia de su hija de cinco años se traslada con ella a un modesto y lúgubre apartamento.
Pronto comenzarán a suceder extraños fenómenos en los que el agua sucia parece cobrar vida propia…

CURE de Kiyoshi Kurosawa.

Una serie de espeluznantes asesinatos están asolando Tokio. La única conexión entre ellos es la sangrienta X cortada en el cuello de las víctimas. En todos los casos es encontrado al lado de la víctima, incapaz de recordar nada del crimen. El detective Kenichi Takabe y el psiquiatra Makoto Sakuma serán los encargados de descubrir qué misterio se esconde tras éstos terribles e incomprensibles crímenes.


Fuera de este ciclo también se proyectara la primera parte de película trilogía de 20th Century Boys, que desde hoy mismo ya esta disponible en DVD
Basada en el manga de Naoki Urasawa, esta película a diferencia de las anteriores anunciadas, que se emitirán en versión original subtitulada al castellano, esta solo lo hará en versión doblada al castellano.


Como no, mucho sera el anime que se podrá ver dentro de las proyecciones del Salón del Manga, destacando en especial el merecido Homenaje a Satoshi Kon que no podía faltar en esta nueva edición del Salón del Manga de Barcelona, en el que se proyectaran la corta serie anime Paranoia Agent y la excelente película Millenium Actress.

Sword of the Stranger, Porco Rosso, y las película de Mamoru Hosada, Summer Wars y La chica que saltaba a través del tiempo; podrán verse durante el transcurso del evento, eso si, por desgracia solo en versión doblada, al igual que las de Satoshi Kon.

También se proyectarán algún episodio de la excepcional serie de Kenji Kamiyama, Eden of the east en versión Original Subtitulada, junto algunos de sus otros trabajos como Ghost in the shell: Stand Alone Complex.


Como invitados al Salón estarán presentes entre otros, Kenji Kamiyama.
El lunes de 1 de Noviembre a las 16:00 estará presente en un encuentro con los fans y firmara en el Stand de Selecta Visión todos los días entre las 18 y 19, excepto el domingo que lo hará entre las 12:30 y 13:30.


Fuera del tema de las proyecciones recomendar la presentación del libro “Cine Fantástico 100% Asia” de nuestros amigos de CineAsia, el domingo a las 17.30, con la presencia de Sara Robles, Eugenia Péreez Navas, Gloria Fernández y Mike Hostench.
Y dos novedades saloneras que podrán comprarse tanto dentro como fuera del salón, la pelicula de El bueno, el malo y el raro de Kim Ji-woon, y el manga de GeGeGe no Kitaro del maestro Shigeru Mizuki.

Más informcion en http://manga-xvi.ficomic.com/ACTIVITATS/default.cfm/ID/1505/T/proyecciones.html

EDITO: Takashi Shimizu, al final no estara presente en el Salón (por problemas de agenda), por lo que se anulan todas las actividades relacionadas con él. Tanto las proyecciones de sus películas como las mesas redondas.


Bedevilled parece una película sacada de los años 80 donde los abusos sexuales, la violencia y los asesinos vengativos están presentes, y en la que no puede falta el inevitable y sangriento final en plan “justiciero”; todo ello ambientado en un lugar asilado e insólito donde los “pueblerinos” imponen sus propias y barbaras leyes.

Hae-won se ve obligada a tomarse unas vacaciones en la isla donde vivian sus abuelos, después de ser testigo de un intento de asesinato.
Allí vuelve a encontrarse con Bok-nam, una antigua amiga con la que siempre ha mantenido contacto, y que sorprendentemente tras su vuelta ve como el resto del pueblo la trata como a una auténtica esclava.
Bok-nam, desesperada, le pide a Hae-won que la ayude a escapar de allí, pero ésta prefiere no involucrarse. Cuando Bok-nam se da cuenta de que su propia hija está siguiendo sus pasos, se intenta escapar de la isla provocando la ira de sus habitantes y una sucesión de muertes.


Con dos parte muy diferenciadas, el drama social duro y critico y el slasher puro y duro, su director, Jang Cheol-soo, no podría debutar mejor que, con esta película sobre el machismo actual en Corea del Sur y en especial en las zonas mas rurales.

El duro drama social critico sobre el maltrato de las mujeres, da paso al slasher vengativo donde nuestra protagonista con hoz en mano se dedica a decapitar y mutilar para el disfrute del espectador, eso sí, siempre con un punto de humor muy negro que “suaviza” las duras imagenes y los momentos mas gore.

Más allá de la sangre y la venganza, Bedevilled tiene este contundente mensaje sobre la condición actual de la mujer en Corea.
En gran parte de la película (la primera hora) se desarrolla el infierno en que esta viviendo nuestra protagonista, una situación oscura y en cierto modo creíble, sobre una mujer que es empujada hasta el borde de sus fuerzas fisicas y psicologicas.
El director en esa parte se toma su tiempo para mostrarnos la historia y los personajes, para que podamos entender la motivacion de estos. No es una hora simplemente de torturas, sino la manera de poder conectar con un personaje humano, viendo su impotencia, su horrible vida, y deseando que empiece la venganza y la “carnicería”, por muy malsano que sea este pensamiento, ya que es la única manera de que pueda escapar de su “prisión”.


Jang Cheol-soo se enfrenta a una película “delicada” que podría habersele ido de las manos, pero de manera muy solida y sórdida nos presenta una película muy bien realizada, actuada y escrita.
La dirección del asistente habitual de Kim Ki-duk, es simplemente bella y clásica; de manera sotisficada y elegante logra una oscura y claustrofóbica atmósfera.


Bedevilled, ha sido la gran sorpresa del festival y una de las mejores películas del festival que resulta ser un excelente debut de Jang Cheol-soo, a la que como único fallo que se le puede atribuir es ese alargado e innecesario final.

Puntuación 8/10


Una de las películas mas esperada del año y dentro del festival de Sitges era la nueva película de Tsui Hark, Detective Dee and the mystery of phantom flame, una irregular y algo descabellada película de detectives ambientada en una imaginaria época repleta de magia.


La historia basada en personajes reales gira en torno a un detective que investiga científicamente y llega a sus deducciones a través de la psicología y la ciencia forense, pero que a la vez domina las artes marciales.

Di Rengie, un detective del estado, ahora exiliado. Cuando la muerte de varios súbditos leales amenazan con retrasar la coronación de la emperatriz Wu Zetian, esta manda llamar al detective para que investigue los hechos, a pesar de que fue ella misma quien le mandó al exilio.


Con cierta semejanza (sobretodo en el lo referente al planteamiento, desarrollo y revolución de la trama de misterio) a las historias detectivescas protagonizadas por el famoso personaje ficticio creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes, Hark nos trae una película que mezcla el wuxia con el misterio, el romance, la comedia, el drama histórico y las intrigas palaciales.

Tsui Hark nos ofrece un espectáculo visual en toda regla, un derroche de imanación visual repleto de efectos especiales (algunos mejores que otros) e impresionantes coreografías de acción, al que le hace mella su argumento confuso (por su desarrollo), su ritmo narrativo algo lento para este tipo de producciones y su carencia de intriga.

Aun así, y a pesar de los excesos y los fallos de esta película estamos ante una agradable y curiosa película a la que se le da máxima importancia a las escenas de acción (algunas de ellas ridículas como la escena de los ciervos) y al diseño de producción, con coloristas y bellos decorados, vestuarios, fotografía, …….


El carismático Andy Lau protagoniza esta película que solo destaca por su presencia y sus excelentes coreografías de acción que nos llegan orquestada de la mano del actor y director Sammo Hung.
Carina Lau (Days of being wild), Li Bing Bing (The Message), Tony Leung Kar Fai (Election) y Deng Chao (Assembly), entre otros completan el reparto.


Detective Dee no es exactamente el mejor Hark, pero la película no obstante, marca el regreso de Hark al cine mas comercial por la puerta grande, como un artista, y el publico chino se lo ha pagado siendo en estos momentos una de las película mas exitosas del box office.

Puntuación 4/10

PD: Es verdad que no son horas (las 7 de la mañana en Sitges, en uno de esos maratones que llevan horas de retraso) ni condiciones (sueño y nefastos subtítulos) para ver una película por lo que, quizás, tras un segundo visionado (o incluso sus posteriores secuelas, que seguro las habrán) la revisión podría cambiar, sobretodo en lo referente al ritmo de la película.

En 1960, el coreano Kim Ki-young nos presento un fascinante y sombrío thriller melodramático; un relato asfixiante y pasional sobre las miserias e hipocresía de la burguesía al puro estilo de Michael Haneke, que hoy por hoy es considerado una de las mejores películas de la historia de la cinematografía surcoreana, y no es de extrañar, aunque, eso si, hay que mirar el contexto social, moral y político de la época, para poder obviar ciertos momentos y mensajes de la película, como él brusco epilogo final lleno de moralina; toda una advertencia para el público de la época.

En el 2010, el director de President´s last bang, Lim Sang-soo, nos trae el remake de película clásica de Kim Ki-young; una de las películas más polémicas y esperadas de corea del sur del 2010, que protagoniza, Jeon Do-yeon (Secret Sunshine), Lee Jeong-jae (Typhoon, Air City), Yoon Yeo-jung (When Spring Comes) y Seo Woo (Paju).


En la nueva versión de este clásico cinematográfico, Lim Sang-soo, se encarga de actualizar y poner al día, el desfasado discurso de la original, con igual sotisficación pero perdiendo por completo la perturbadora atmósfera y la “mala leche” de su antecesora.

Este film elegante, barroco y perverso con alguna que otra escena erótica, se presenta como una crítica al sistema de clases coreano. Con ciertos toques “hitchcockianos”, se muestra como un thriller melodramático sumamente estilizado y frió que trata sobre la lucha de clases sociales.


Sorprendentemente y a pesar de contar con un reparto de categoría solo la veterana actriz, Yoon Yeo-jeong (The Actresses), brilla en especial en esta película de ritmo soporífero y que poco arriesga.


The Housemaid 2010 es toda una decepción, una obra fallida, que pierde en todos los sentidos en comparación con la obra original y que por si misma, no aporta mas que una sugerente puesta en escena que tiende al clasicismo, y uno de los finales mas absurdos de la historia del cine.

Puntuación 3/10