Archivos de la categoría ‘La semana de …..’


Aquí acaba el especial de Jeong Joon-ho, un actor que como ya dije está especializado en comedias disparatadas y que destaca por su gran carisma y simpatía.
Un actor que ha demostrado en películas tales como,Public Enemy 2 y Righteous Ties que puede interpretar papeles más series y profundos, y quiza este año podamos comprobarlo en el remake de Shiri, Iris, que van a realizar en forma de kdrama (serie de televisión coreana).

Tampoco estaría mal que siguiera con su elección de amiguismos y de proyectos mas ligeros, pero siempre y cuando sean de calidad estilo My Boss My Hero, Love at Sarangbang (Swindler In My Mom’s House), y el kdrama Last Scandal.

Aun tengo más cosas que ver de este actor que no me ha dado tiempo a ver para este especial, y que ire reseñando poco a poco, como una de sus primeras películas, The Last Witness, donde tiene un papel secundario, y algún que otro kdrama en el que interviene como Goodbye My Love o If in love…like them.


Sorry for the City también conocida como City of Damnation, no solo representa la unión de nuevo del trió protagonista de My Boss My Hero con el director de la segunda parte de esta, My Boss, My Teacher, sino que podría considerarse como una parodia del excelente thriller de Hong Kong Infernal Affairs de Andrew Lau y Alan Mak.

Choong-dong, un agente de tránsito que aspira a ser un detective de homicidios, es reconocido por su rectitud y honestidad, por ello es escogido para una misión encubierta, introducirse en la banda de mafiosos.
Mientras tanto, Joong-dae es un aspirante a miembro de la banda de Gwang-SEOP es reclutado por esta, para que se infiltre en la policía.
Tanto uno como otro, por su ingenio y talento llegaran a lo mas alto dentro de su nuevo trabajo.


Como podéis ver el argumento es muy similar a la película protagonizada por Andy Lau y Tony Leung, y aunque tiene un tono muy diferente e intenciones opuestas, también posee en común algunos de los momentos y escenas más emblemáticas, como la de la azotea.

La película tiene en común más cosas con My Boss My Techer de lo que podamos imaginarnos, y es que opta por el mismo tipo de humor, y una misma estructura, ya que en su parte final se vuelve más seria pasando de una comedia con toques de acción a un drama policial.
Esta parte dramática es la mejor, la mejor realizada (en todos los sentidos, dirección, guion, interpretaciones, ……), y la más emocional de la película, una lástima que no se haya optado por este tono, aunque, claro está, entonces estaríamos ante un remake propiamente dicho.
El resto de la película, la gran mayoría, es una unión de gags algo cansinos y repetitivos que puede hacer más o menos gracia según cómo te pille y tus gustos por las payasadas.


Kim Dong-weon no llega a la maestría de Lau y Mak (tampoco es su intención), pero aprovecha los recursos y el apartado técnico para realizar una muy buena dirección, enérgica y elegante.
En cuanto a su trabajo como guionista no sale tan bien parado, estamos ante una historia nada original llega de agujeros y sin pizca de profundidad, a la que le falta y mucho de profundidad, desarrollo y caracterización de personajes (menos mal que tiene un buen elenco para solventarlo lo suficiente y olvidarnos en el momento del visionado de esto último).

El trió protagonista esta excelente, Jeong Joon-ho y Jeong Woong-in, interpretan con su habitual carisma y simpatía a un policía infiltrado en la mafia, y a un mafioso infiltrado en la policía, respectivamente, con gran verosimilitud y proyectando los diferentes registros del personaje a la perfección, tanto en lo cómico como en lo dramático, dándonos a entrever que a fin de cuentas son unos actores que podrían dar más de sí (Joon-ho, ya lo demostró en películas tales como Righteous Ties).
Jeong Woon-taek en cambio parece más encasillado en su papel de pringado al que le pasa de todo, en el recae la mayor parte de la escenas cómicas, siendo muy “maltratado”.


Sorry for the City por desgracia no posee la originalidad ni frescura, ni aun menos calidad de las dos películas de las que coge como referencia, pero aun así es una entretenida película, de la que vale al menos pude disfrutar de su parte final, y de a que se puede disfrutar o no dependiendo de nuestro sentido del humor.

Puntuación 4/10


Hong Sun Hee busca a su esposo que abandonó a su familia después de caer en deudas. Ésta de casualidad se encuentra con su primer amor, Song Jae Bin. Él se convirtió en un artista muy famoso. Este encuentro logrará que ambos recuerden el amor que sintieron cuando se conocieron en la escuela. Sin embargo, Sun Hee sigue casada y con hija.

Si, por el argumento podemos saber que estamos ante otro drama coreano romántico, pero tiene muchos elementos que la hacen especial, fresca y mas que destacable.


Para empezar una trama muy bien desarrolla, dirigida a un público adulto, en donde se puede encontrar algo más que el típico y dulce cuento de hadas, y es que más que una historia romántica entre un famoso y una “don nadie”, es como el amor puede surgir cuando menos te lo esperas, incluso en los cuarenta cuando parece que no haya esperanza, y que a pesar de la edad, el amor puede hacer que nos comportar como unos adolescentes tontos, porque si, en el tema amoroso, la pareja cuarentona protagonista, deja de lado sus preocupaciones y problemas (que son muchos), y se comportan como adolescentes despreocupados, inocentones y caprichosos.
Esto proporcionara los momentos más divertidos de la serie, pero también los más dramáticos, y sea a fin de cuentas lo que alargue la trama a los 16 episodios de más de una hora que consta la serie, ya que no deciden hacer frente a su amor.


Continuamos con los personajes y los actores que los interpretan.
Choi Jin-sil (My Rosy Life), interpreta a una mujer sin esperanzas, algo cansada que piensa que ha echado a perder su oportunidad en la vida para ser amada, algo que cambiara cuando en su vida entre el personaje de Jeong Joon-ho. Gracias a él, y a pesar de los pormenores, renacerá.
Jeong Joon-ho, es un niño grande, es caprichoso, egomaniaco, y un egoísta de cuidado. Una superestrella a la que en teoría no le falta nada en el mundo, pero que en realidad es muy infeliz. El perosnje de Choi Jin-sil hará que sonría y disfrute de la vida de nuevo, y lo más importante encontrara de nuevo el amor, al que le dio la espalda hace años tras una difícil ruptura.

El resto del reparto también es excelente, Jeong Woong-in (My Boss My Hero), interpreta al hermano mayor de Joo-ho, que al mismo tiempo es su representante y que no solo sacrificara su vida para que llegue al estrellato, sino que hará cosas impensables para que siga en lo más alto, aunque estas provoquen la infelicidad de su hermano.
Han Bo-bae (The World of Silence) interpreta a la hija adolescente del Jin-sil, que para más inri idolatra a Joo-ho.
Lee In-seong (Monopoly, City of Damnation), es el hijo adolescente de Woong-in, un chico inteligente y tímido, que posee una personalidad más adulta que su tio Joo-ho.

La buena química entre los personajes hace que haga tan convincente la relación entre los personajes, y ya no solo de la pareja protagonista sino de todos en general, se nota que hay un buen rollo en el set, y esto afecta positivamente a la serie, haciéndola aun mejor de lo que es.


Acabamos con un apartado técnico sobresaliente. La fotografía, la dirección, la banda sonora, los decorados, ……, esta excelentemente realizada, y no solo porque haya presupuesto para ello, sino que hay calidad y talento en todos los apartados.


The Last Scandal of My Life, como también se le conoce, es un excelente dorama, una comedia romántica muy divertida, con diversos toques de drama y sensiblería, los oportunos para conmovernos y darle emoción sin llegar a la ñoñería; que se ve beneficiada por un excelente elenco y un impecable apartado técnico.
Una lástima que este dorama también sea conocido como el ultimo de Choi Jin-sil tras su suicido el año pasado, y aunque se anuncio una segunda temporada, hay un final mas o menso cerrado en esta, por lo que no hay que preocuparse por que nos dejen a medias.
Y una lástima también que tanto Jeong Joon-ho como Jeong Woong-in no escojan mejor sus trabajos, porque en esta serie se nota su talento, interpretando personajes completos y complejos, con muchos registros, a los que dan vida con su no solo habitual carisma y simpatía, sino con un gran talento escondido.

Puntuación 8/10


Otra película del 2004 para Jeong Joon-ho (de ese año también tiene Public Enemy 2, sin duda la mejor que tiene de ese año). Esta vez se trata de una película que oscila entre el drama y la comedia, sobre dos hermanos gemelos idénticos pero con personalidades opuestas. Uno es un holgazán sin mucho futuro que se gana la vida con trapicheos varios y siempre está en problemas, pero que a pesar de ello siempre está ahí para sus amigos y familia, por el contrario el otro es un joven bastante ambicioso y egoísta con un futuro brillante por delante como abogado.

La película nos cuenta la historia de estos gemelos en diferentes etapas de su vida, como las decisiones que toman van formando su vida, y como uno de ellos solo hace que sacrificarse por su hermano, para que sea y tenga algo en la vida, aunque con ello se destroce la vida por completo, acabando incluso en la cárcel por él

En esta ocasión dirige Park Heung-shik (The Railroad) y le acompañan en el reparto, Yoon Soy (Arahan) y Kim Hye-na (Into the Mirror), y aunque con Joo-ho, todos ellos realizan un mas que correcto trabajo, les falta un guion mejor desarrollado, que profundizara más y mejor en los personajes, sus relaciones, y la historia en general.
Y es que aunque puede parecer que estemos ante un dramón o una película con profundidad, por desgracia no se la toman muy enserio, y aunque la combinación de drama-comedia que tanto hemos visto en las películas surcoreanas suele funcionarles bastante bien, es muy difícil y en esta ocasión no llega a cuajar.
Pero a pesar de todo ello, es una película muy curiosa de ver.

Puntuación 4/10

Comedia sin mucho interés del 2004 en donde Jeong Joon-ho interpreta a un escritor de poca monta que es contratado por un mafioso para escribir su autografía. Este mafioso interpretado por Son Chang-min (Bank Attack) es uno de los pocos fans que tiene, mientras su relación va desarrollándose la personalidad de uno y otro cambia, Joon-ho a pesar de encontrarse con que la vida de los mafioso no es tan atractiva y fascinante como pensaba, se adentra cada vez más en el mundillo, mientras que Chang-min, se convierte en un hombre mas “hogareño”.


Aunque hay momentos divertidos en esta película, su ritmo lento y su casi dependencia del humor de “gags” no muy acertados, la hacen bastante olvidable. La peor película de este especial sin dudarlo, que no destaca ni en la dirección de Jeong Yeon-won (guionista de la transgresora película de animación Aachi and Ssipak) ni en el apartado técnico, ni en nada.

A Wacky Switch es una película bastante aburrida y que no hace la mínima gracia aunque esa sea su intención, que depende y mucho del carisma de sus actores principales, que aunque realizan un buen trabajo, no pueden salvar de la mediocridad a esta película.

Puntuación 3/10


The legend of the Evil Lake es una película que se podría englobar dentro del genero wuxia, y que tiene como referente al clásico hongkonés “La novia del cabello blanco”.
Maldiciones, magia, romances, épicas y sangrientas batallas, acrobacias aéreas, honor, amistad, la típica batalla entre el bien y el mal, venganzas, …… Todos estos elementos y más, son los que nos encontramos en esta película de acción y aventuras, con alta dosis de drama romántico (que es lo que es mayoritariamente).

Sin muchas pretensiones y mucha sencillez la película está situada en el año 57 AD. La era de las tribus de la oscuridad se está acabando con el nacimiento de las nuevas dinastías y con la destrucción de la tribu de los Auta de la mano de la dinastía de los Shilla. Pero, mil años más tarde…
El espíritu diabólico de Auta, decide llevar a cabo su venganza contra la dinastía de los Shilla a través de Ja Won-bi, la joven esposa del general Biharang, la cual cayó accidentalmente dentro del lago donde residía el espíritu.
Cuando la oscuridad de la noche oculte la luna de miles de años de odio, la gran venganza se llevará a cabo y un gran amor anunciará la tragedia.


La Leyenda del lago maldito, que por cierto está editada en nuestro país en DVD y es un remake de The Thousand-Year Fox de 1969, es todo un entretenido homenaje al género, al que (por primera vez en mi vida voy a decirlo de una película surcoreana), le falta algo más de media hora de duración para desarrollar y profundizar como toca a los personajes.
Técnicamente la película es bastante atractiva a pesar de la falta de buenos efectos especiales, pero podríamos aceptar su cierto aire a serie B, como parte de ese homenaje a las cintas de las que está influenciada.


La película gira en torno a la historita de amor entre Biharang y Ja woon-bi, a los que dan vida, Jeong Joon-ho y Kim Hyo-jin (Everybody has Secret), respectivamente; y aunque es bastante predecible y tópica, nos sigue pareciendo igual de atractiva y novedosa como si fuera la primera vez, su desgarradora y trágica historia de amor, se pone a prueba y va más allá de la muerte.

Es una lástima que no se haya caracterizado mejor los personajes, ya que la historia podría haber dado más de sí que una película de aventuras fantásticas lineal e irregular. Tenía un buen material para ello, para dar un buen drama épico con toques fantásticos y terroríficos, y unos actores lo suficientemente carismáticos para dar mejor desarrollo y credibilidad a la historia.

Los personajes están muy poco definidos, la gran mayoría de ellos, no sabemos muy bien cuál es su función en la trama, ni si quiera cuando llega su gran momento de “gloria”. Ni siquiera la pareja protagonista está bien caracterizada.
Pero la agilidad de la película, cuyo ritmo trepidante no nos deja descanso alguno, y el propio carisma y entrega de los actores, hace que nos olvidemos de estos errores, en el instante del visionado y disfrutemos con unas palomitas al lado.

Puntuación 5/10


Hacía tiempo que no hacia una semana de aunque llevo tiempo queriendo hacer unas cuantas, y aunque parezca innecesaria una dedicada a un actor no muy notable como Jeong Joon-ho, para mí es un precedente.

Jeong Joon-ho es un actor de éxito y fama especializado en comedias disparatadas alguna de ellas de dudosa calidad (como podréis comprobar en este especial) que a pesar de no ser un actor que destaque por su talento sí que lo hace por su gran carisma y simpatía.
Películas como My Boss My Hero y Marrying the Mafia, le catapultaron al estrellato en su país, y precisamente la primera de ellas es la que me dio a conocer este actor, pero curiosamente también fue una de mis primeras películas surcoreanas, de la que tengo muy buen recuerdo y a la que debo mi interés y afición por el cine surcoreano y asiático en general.

Si puede que sea cutre decir que me aficione al cine surcoreano por este actor, si, antes que directores o actores de mayor talla como Park Chan-wook o Choi Min-sik, pero así es la realidad y tras él vinieron otros actores como Son Kang-ho y películas como Memories of Murder, que fue lo que acabo encumbrando el cine surcoreano como mi favorito.

Bueno después de esta pequeña introducción (escusa) sobre el actor, y su elección para decidirme a hacerle un especial, os dejo con la primera reseña de la semana, un especial que seguirá un orden cronológico de producción, empezando por una pequeña película en la que participo como secundario, Romantic Comedy.
En este especial también se podría incluir diversas películas más que ya he reseñado, como son My Boss My Hero,Public Enemy 2, Righteous Ties, y Love at Sarangbang (Swindler In My Mom’s House).

Una chica joven que es la número uno en su trabajo buscando la pareja perfecta a la gente, no tiene igual de suerte en su vida personal. Hace un tiempo rompió con su novio perfecto pero no se lo dice a nadie, pero todo cambiara cuando conozca a un despistado pero encantador y guapo nuevo cliente.


Como uno de sus nombres alternativos indica estamos ante una comedia romántica, con todos los tics típicos que podría estar perfectamente interpretada por Sandra Bullock o incluso mejor aun, Renée Zellweger, ya que la película, creo yo, está bastante influenciada por Bridge Jones. Seguro que tras este comentario muchos ya habrán decidió pasar de esta película, y no les culpo, pero dentro de los parámetros de película romántica, y aunque no innova demasiado, si que funciona.

A pesar que Jeong Jun-Ho ya había protagonizado el año anterior (en el 2001), My Boss my Hero, cosechando un gran éxito, aquí realiza un pequeño pero encantador papel del chico de la película. El máximo protagonismo se lo lleva, Sin Eun-kyeong actriz que curiosamente también cosecho gran fama el año anterior, gracias a My Wife Is a Gangster, que aquí se aleja bastante del papel que la hizo famosa, interpretando a una mujer independiente, algo torpe (en ello se basa principalmente las partes cómicas de la película), demasiado entregada a su trabajo abandonando su propia vida personal.

Puntuación 4/10