Archivos de la categoría ‘Programa Doble’

ZSAZSA ZATURNNAH.


El Rocky Horror Picture Show filipino? posiblemente. Si aquella pelicula de culto era un homenaje a la serie b y los programas dobles, Zsaturnnah es un musical gay con superheroinas, villanas feministas intergalácticas, artes marciales, amigas transexuales, invasiones alienígenas, zombis y monstruos gigantes. Un despiporre total, vamos.

Basada en un cómic filipino, Las increíbless aventuras de Zaturnnah, fue primero adaptado al teatro por medio de un exitoso musical, que ha servido de base para esta delirante pelicula en la que Ada, un peluquero homosexual de Manila, se muda a un pequeño pueblo. Allí, una noche, caerá un extraño objeto del cielo hasta su casa. Su amiga transexual le convence que, a pesar de parecer un ladrillo, se lo meta en la boca, y cuando lo traga, se produce la metamorfósis que convierte al enqlenque Ada en ZsaZsa Zsaturnnah! una diosa en la tierra, Zsazsa tiene superpoderes con los que detener a los enemigos que aparezcan en el pueblo.

La peli es un homenaje al mundo de los superhéroes, que en un país a priori poco habitual como Filipinas tiene una gran tradición, con una indústria propia bastante potente, y superhéroes como Darna o Lastikman (ambos ya con su versión cinematográfica). Tiene elementos muy típicos del género, como la doble identidad, e incluso el triangulo amoroso entre Ada el chico guapo Dodong y la propia ZsazZsa, o la aparición sin motivo aparente de monstruos y villanos, al mejor estílo comicbook.
Lo curioso que a pesar de ese “aroma” a pelicula de serie Z que desprende en todo momento, esta mejor realizada de lo que podriamos imaginarnos, dentro de sus limitaciones, posee un buen apartado tecnico, direccion y efectos especiales.

El apartado de los actores es más que correcto, con Rustom Padilla (que ahora se llama BB Gandahari, después de su cambio de sexo) en el papel de Ada, la cantante ZsaZsa Padilla como ZsaZsa Zsaturnnah y la sexy Pops Fernandez en el papel de la Reina Femina Superstellar Baroux, todos participan de la fiesta y de la diversión actuando con mucho humor y tomándose sus papeles en serio lo justo.

Tras toda esta diversión, tras esta loca comedia musical, hay un transfondo social sobre la homosexualidad, no lo suficientemente profundizado ni falta que le hace, pero si lo suficente como para darle un poco de contenido a la película.

ZsaZsa Zaturnnah: Ze Movehh es una bizarrada divertidisima a la que si le dais una oportunidad, eso si con una mente muy abierta, no os arrepentireis.

BLACKOUT.


Robin Padilla interpreta con muy buena mano al propietario de un bloque de edificios de mala muerte, que habitualmente pierde el conocimiento debido a su alcoholismo.
A pesar de tener un hijo al que cuidar, se refugia en el alcohol mientras el caos y la paranoia se apoderan de su vida, llevándole a momentos en que no sabrá si lo que vive es real o tan solo otro mal sueño, como cuando descubre en el guardabarros de su coche un rastro de sangre.

Con buenas ideas, una ambientación decadente y oscura, y una direccion correcta, el director filipino Ato Bautista nos presenta una pelicula que podria haber dado más de sí, sólo con que su ritmo no hubiera sido tan irregular, y (importante) no intentáse engañar a los espectadores con giros y giros de guión, y con un supuesto desenlace “inesperado” que se huele a kilómetros de distancia.

Una pena, porque aunque Blackout es un thriller psicológico convencional, tiene algunos elementos que chirrían muchisimo, más allá de la parte final, como lo exagerado de uno de los pocos secundarios de la pelicula, un inquilino moroso que recuerda con su exageradísima actuación que debe de ser un actor “del método”. Por si fuera poco su caracterízación, con varios ojos gigantes tatuados en su cuerpo, es una metáfora muy poco sutíl.

Anuncios

Lau Ching Wan, es uno de mis actores favoritos, capaz de meterse en cualquier papel tanto serio como cómico, incluso alguno que otro de lo más absurdo, pero por ridículo que pueda llegar a ser su papel (y por tanto el guion de la película), es capaz de salir airoso y salvar la ridiculez a la película, gracias a su gran carisma y talento.

Aunque le valoro ante todo por películas como Running Out of Time o Full Alert, no le doy ascos a películas más pequeñas o peor recibidas como The Shopaholics o My Left Eye Sees Ghosts.
Y es que siempre es fácil encontrar un punto a favor a sus interpretaciones, tanto por ser increíblemente soberbias o simplemente simpáticas.

A pesar de esta inactivo durante un par de años, este ha tenido trabajo, y le hemos podido ver en la excepcional Overheard, y en las simpaticas Poker King y Written By. Estas dos últimas son las que voy a pasar a comentar en este especial a Lau Ching Wan.


Poker King es una de esas películas que mientras las ves te das cuenta que los actores se lo han pasado igual o mejor que tu al verlas. Y es que da la impresión que el director dio rienda suelta a los actores para que improvisaran en todo momento e hicieran lo que quisieran, siguiendo una línea argumental, por supuesto.


Interpretada por Lau Ching Wan, Louis Koo, Josie Ho, y Stephy Tang, entre otros, esta a película que se mueve entre el cine de “jugadores” y la comedia romántica, consigue lo que se propone, entretener, gracias en especial a la camaradería y buena química del reparto y a una aunque predecible y simple historia, muy efectiva.

Ambientada en Macau y sus casinos que parecen sacados de la misma Las Vegas, esta película dirigida por Chan Hing-Kai y Janet Chun (ambos ya colaboraron en La Lingerie), Poker King, sigue la caída y ascenso del personaje principal interpretado por Koo, dentro del mundo del juego y en su vida personal; y por el camino nos roba alguna que otra sonrisa, siempre gracias al buen trabajo de los actores, que nos hace olvidar los agujeros e incoherencias del guion.


Poker King es lo que es una ligera y divertida película comercial made in Hong Kong, que desprende optimismo por todas partes, y que destaca en especial por sus actuaciones y por su llamativo estilo visual, convirtiéndola en una agradable y disfrutable visión, si nos dejamos llevar.


Written By es un melodrama bastante cruel en donde los personajes encuentras en la ficción su vía de escape del dolor, pero lo que podría ser una buena intencionada película, pronto se convierte en un tormentoso drama que devuelve a los protagonistas a la dura y cruda realidad, y encima con ración doblemente dolorosa.

Wai Ka-fai guionista y codirector habitual de Johnnie To se adentra en este melodrama fantástico y enrevesado, con muy buenas e interesantes ideas, por desgracia no del todo bien plasmadas.


Lau Ching-wan interpreta en esta ocasión a un abogado que tras morir en una accidente de coche y dejar a una mujer viuda y a dos hijos huérfanos.
Su hija Melody que queda ciega en el accidente, para animar a su familia y a ella misma, escribe un libro en donde ellos mueren y su padre sobrevive en el accidente. En su libro, su padre escribirá un libro en el que murió en el accidente, pero su esposa e hijos sobrevivieron ….
Y así sucesivamente en un bucle sin fin, en donde los muertos resucitan, las realidades y mundos alternativos se entrelazan, y la relativa sorpresa y felicidad, se convierte en tragedia en manos de la caprichosa y vengativa muerte.


La película cuando nos adentra en el mundo alternativo en donde el padre vive, es en donde la fantasía se desborda, dándonos una de las películas más interesantes, creativas y prometedoras del año, con momentos y escenas muy mágicas y muy logradas técnicamente.
Pero todo esto, se ve obstaculizado por un guion no del todo bien “acabado”, con momentos de lo más ridículos e incoherentes, con demasiados giros, con un ritmo y desarrollo demasiado acelerado, y con una resolución algo torpe y con un mensaje metafísico final algo fuera de lugar, sobre todo por la falta de profundidad en la historia y personajes, hasta el momento, en una película más centrada en un principio, en darnos un espectáculo de lo más entretenido que filosófico.

Puntuación de ambas películas: 6/10


Una misma historia, dos maneras de contarlas, resultados muy diferentes.

Una película de 1981 y una serie del 2006 que se basan en la novela del mismo nombre del prolífico autor Jiro Akagawa, para contarnos la historia de Hoshi Izumi, una joven estudiante cuyo padre ha fallecido recientemente. Para colmo, poco después de la muerte de este, un clan mafioso se presenta en su instituto a buscarla, y una misteriosa mujer se presenta en su casa con intención de quedarse a vivir con ella.
Los yakuza, vienen a presentar sus respetos ya que su jefe a muerto, y ella como pariente más cercano, ha heredado sus poderes y derechos. Aunque Izumi al principio les rechaza, pronto se hará cargo del clan y de sus disputas territoriales.


Sailor Suit and Machine Gun (La Película)

Todo un mundo a conocer esto de las películas “idols” en donde se engloba esta película clásica de los 80 que tiene como director al particular director Shinji Sōmai y a Hiroko Yakushimaru como protagonista, que en otro momento le dedicaremos un especial, ya que hoy me voy a centrar en comparar la película de Sailor Suit and Machine Gun de 1981 con la serie de hace unos años.


Sailor Suit and Machine Gun, superficialmente es una especie de sátira al género de los yakuza y a los cambios sociales de la época, pero es algo mas, es una cult movie, un clásico dentro del “genero” de las “idols”, una de las mejores películas del “genero”, que se sale de la formula y el esquema, gracias a la dirección de Somai mas interesado en los personajes y aportar un aire artístico a la película, con una dirección increíble, muy innovadora, repleta de planos exquisitos, silencios, “escenas congeladas”, planos secuencia larguísimos e impresionantes,……… aunque todo ello, le dé a la película un ritmo muy tranquilo, también la hace especial y muy impactante y admirable visualmente.

Así que aunque por el titulo se puede intuir una película trepidante con colegialas y metralletas, o incluso algo estilo el nuevo sello de Sushi Typhoon, esta película es todo lo contrario, y aunque la intención de la película no va más allá de traernos una ligera película de acción, se puede hacer como a lo Michael Bay, o con arte como Somai.


Hiroko Yakushimaru en esta película demuestra un talento natural increíble, con una interpretación muy natural y fresca, su personaje es el de una adolescente despreocupada y valiente, una joven que se inicia en el mundo de la yakuza sin ningún reparo y temor, toda su inocencia contrasta con la sociedad nipona de la época, y con el submundo al que se ha metido.

Hay películas por las que no pasan los años, y hay otras, como esta, que estos años la hacen aun más buena y especial.

Puntuación 7/10


Sailor Suit and Machine Gun (La Serie)

La nueva versión televisiva de Sailor Suit and Machine Gun del 2006 (en 1982 ya hubo una), consta de siete episodios de 45 min. cada uno, a ver cual es peor.
Aunque es verdad que al empezar presenta buenas maneras, poco a poco se va convirtiendo en un drama sensiblero y melodramático para todos los públicos, sin mucho más que aportar que, para algunos, ver a la estrella juvenil Masami Nagasawa (Crying Out Love, In the Center of the World) en acción.
Y es que a pesar de que tiene un muy buen ritmo, tanto dramatismo innecesario la hace muy cansina, si bien en la película original cada situación trágica era sorpresa inesperada y rápidamente se pasaba a otros temas de la trama, aquí, en la serie se regodea en ellos.


Es verdad que la historia es la misma, sin ese encanto ochentero y la magnífica y peculiar dirección de Shinji Sōmai, pero la forma de contarla es totalmente diferente, y aunque esta realizada en una época más actual y los personajes deberían ser modernos y liberares, estamos ante una historia más “anticuada” y ante todo, más moralista.
Empezando por la protagonista, aquí una mojigata sosa y enclenque, sin el carisma y atractivo de Hiroko Yakushimaru.

Lo yakuzas del clan que “hereda” nuestra protagonista también sufren su cambio, y pasamos de tener a un gay y un par de pandilleros, a unos lloricas dubitativos de su vocación como mafiosos. Además de cambiar por completo la relación entre nuestra protagonista y ellos, en la antigua podemos ver un vínculo profundo de respeto, amistad e incluso algo más, para en la más actual a un vínculo más familiar.
Incluso el malo de turno cambia, esta vez a un cambio más realista y actual. Ya no es un megalómano villano sacado de un comic, sino un político corrupto.


Pero esta serie tiene algún punto interesante, algo que la haga destacar comparándola o no con la película original, y no es una mayor profundidad en los personajes y la historia, que para nada es así, sino que sigue con un sinfín de agujeros en el guion, sino el estar ambientada en el barrio de Asakusa. Eso sí, aunque es un elemento curioso, tampoco es que nos de mayor calidad a la historia, como tampoco lo hace la presencia de unos desganados actores, que normalmente son sinónimo de calidad interpretativa, como son Ken Ogata y Shinichi Tsutsumi.

Puntuación 4/10

A continuación os dejo con unos videos de ambas adaptaciones con el memorable tema central de la película, que en su original era interpretado por la propia Hiroko Yakushimaru mientras que en la serie creo que es una versión interpretada por la propia Nagasawa Masami.


Kwak Jae-young con tan solo tres (mas estas dos) película como director (mas algunas como guionista) es quizá uno de los directores más conocidos por el público mayoritario de Asia, y en concreto de corea del sur, y no por presentarnos películas de autor o gafapastas, sino por sus grandes y encantadoras película romanticonas.
My Sassy Girl fue todo un boom siendo una de las causantes de auge del cine surcorenao dentro y fuera de Asia (tiene remake norteamericano y todo). Esta divertida y adorable película también fue la responsable de catapultar a la fama a sus dos protagonistas, Cha Tae-hyun y Jun Ji-hyun sobretodo a esta última, que debutara en breve en USA con la adaptación en imagen real del anime de Blood, The last vampire.
Classic también fue todo un éxito, a pesar de que nos presentaba un drama romántico más convencional pero muy bien ejecutado y por ello altamente recomendable.
Windstruck no podía ser menos, aunque su historia que rondaba entre el drama y la comedia fuera un tanto decepcionante.

Desde el 2004 que no volvía a dirigir, aunque si a escribir guiones para películas tales como My Girl and I, pero este año lo solventa con la llegada de dos de sus películas en DVD casi al mismo tiempo.

MY MIGHTY PRINCESS


En esta película Jae-young nos presenta muchos de los elementos ya vistos en sus anteriores películas para darnos una divertida película juvenil en la que se mezcla el romance, la comedia y el wuxia.

Una joven estudiante universitaria adiestrada en las artes marciales da un paso adelante en su vida cuando decide dejar el entrenamiento por estudiar en la universidad y vivir como una estudiante normal, a pesar de tener a su padre y su clan en contra. Allí conoce a un joven del que pronto se enamora, a pesar de que esté, este enamorado de una mujer policía. Pero aun así no se rendirá ente su meta, incluso cuando aparezca en escena un antiguo amigo de la infancia que quiere que vuelva a entrenar, y un enemigo de su clan.

Hasta el final la película presenta un tono y ritmo muy ligero, sin mucha pretensión que presentarnos la historia de unos jóvenes adolescentes y sus intentos por conseguir conquistar a su amado/a y de encajar en el mundo.
Es cuando se descubre un determinado hecho, donde la película da un giro para transformarse en una película de artes marciales al estilo Wuxia, dándonos un dramático e intenso duelo entre dos enamorados, que en manos de otro director se hubiera convertido en un insoportable y ñoño final, pero con Jae-young se nos presenta de forma más natural y encantadora.

Técnicamente estamos de nuevo ante un prodigio, acompañado por una muy buena dirección, unas impresionantes coreografías, y unos actores correctos en sus papeles, en especial, la divertida y expresiva Shin Min-a (The Beast and the Beauty y Sad Movie).


My Mighty Princess no es el gran regreso que todos deseábamos de este director, pero a pesar de estar ante una película algo simple, convencional y llena de tópicos, cumple con su cometido y nos presenta una entretenida y simpática comedia romántica juvenil.

Puntuación 6.5/10

CYBORG GIRL (o Cyborg She)


El éxito de Jae-young en Asia y en el mundo podía haberle servido para dar su paso en Hollywood, pero por el momento ha optado por dar un salto más pequeño pero no por ello igual de importante, desplazándose a Japón para su última película (en breve a Hong Kong, ya que colabora con Tsui Hark en el guion de la nueva película de este).

Un joven tímido y solitario se dispone a pasar su cumpleaños como de costumbre a solas en su restaurante favorito, pero de la nada aparece una misteriosa y decidida chica que le propone pasar con ella su cumpleaños. De la misma manera misteriosa que aparece, también desaparece, convirtiéndose en un cumpleaños inolvidable. Un año más tarde vuelve a parecer y descubre que en realidad es un robot venido del futuro para estar con él.

Con este peculiar argumento se presenta esta película del director surcoreano Jae-young que a pesar de trabajar fuera de su país, no pierde para nada su particular toque (y el del cine coreano), en esta película que mezcla de manera muy acertada, una dramática historia romántica con toques de humor y ciencia ficción, y que tiene como referencia, entre otras cosas, sus anteriores películas, el manga o anime japonés, y la saga Terminator.

La película no es perfecta, pero sí que se nos presenta una parte inicial y final redondas, dándonos momentos muy románticos, divertidos y dulces en la primera, y dramáticos y tiernos en la última.
Quizá se me haya hecho más pesada que My Mighty Princes, en cuanto a ritmo y sentimentalismo, pero tengo que reconocer que es una película mucho mejor acabada en todos los sentido, aunque sobretodo en su guion.

La pareja protagonista interpretada por la idol japonesa Haruka Ayase (Ichi) y Keisuke Koide (Linda, Linda, Linda) está muy a tono a la formada por Cha Tae-hyun y Jun Ji-hyun en My Sassy Girl, presentando una gran química y carisma interpretando sus respectivos papeles de chica ruda y chico algo tontaina.


Cyborg Girl puede que si sea el gran regreso que esperábamos de este director, una gran y preciosa película romántica, a la que veo como única pega(aparte de su excesivo sentimentalismo en ocasiones y porque a mí no me va) la resolución final de la pelicula, los últimos cinco minutos.

Puntuación 7.5/10

Sin quererlo ni saberlo he visto dos película seguidas de este director (en City Without Baseball le acompaña en la dirección el novicio Scud), un desconocido hasta hoy por completo para mi, que está considerado como un director polémico por los temas que tratan sus películas, en especial y en concreto problemas sociales.

Besieged City

Al puro estilo Kids de Larry Clark, Lawrence Lau nos presenta esta película dura pero fácil de ver por su puesta en escena, y ritmo, que trata sobre jóvenes desarraigados que malviven en el Hong Kong actual, en donde deben enfrentarse no solo al futuro que les espera, sino al acoso y maltrato escolar y familiar, al abuso sexual, la maternidad adolescente, las drogas, el sexo y las triadas.

Ling es un estudiante de secundaria que intenta vivir su vida sin meterse en ningún lio, a pesar de no vivir en un ambiente familiar muy saludable, y no presentársele mejor las cosas en la escuela. Se podría decirse que intenta pasar desapercibido para no ser él, sino su hermano pequeño Jun, el que reciba todos los palos en casa y en el colegio.
Un día Ling recibe la visita de la policía; su hermano Jun que huyo hace unos años de casa por los maltratos que recibía por todas partes, esta en coma y acusado de asesinato. A partir de aquí, empieza el viaje de Ling por conocer de verdad a su hermano, intentando comprenderle y buscando su propia redención, con la ayuda de los colegas de Jun, una pandilla de jóvenes delincuentes que fueron su autentica familia, y amigos.

La historia se desarrolla entre el presente y diversos flashback muy eficaces, en donde se nos presentan el pasado de Jun, como llego a tales extremos, todo ello presentado con un tono más de suspense que de drama.
La película además de mostrarnos un reflejo controvertible de una parte marginal de la sociedad actual y sus problemas que podrían suceder tanto de Hong Kong como cualquier otro país, es el viaje de redención de Ling, un hermano que ha vivido indiferentemente ante la vida, sin actuar ante nada ni por nadie, hasta que parece demasiado tarde.

Los actores son desconocido e incluso alguno principiante, lo que da la película mayor frescura, credibilidad y fuerza. Todos están increíbles en sus papeles, actuando de una manera muy espontanea haciéndolos más reales.

Besieged City es un retrato de la juventud desgarrador, pero que en su final llega a perderse en sus intenciones, dándonos un final y por tanto una historia más moralizante de lo que se debería e insinuaba desde un principio. Aun así, es una película muy recomendable, de principio a fin.

City Without Baseball

Lawrence Lau escoge al equipo de Hong Kong de Baseball real, como simple escusa para presentarnos una película que navega entre la realidad y la ficción, sobre los sueños y esperanzas de los personajes, sus relaciones amorosas y la vida y la muerte; en esta película realizada con diferentes extractos de la vida y experiencias de diversos jugadores de beisbol de Hong Kong diferentes épocas.

Los actores de la película son los propios jugadores del equipo de beisbol, y a pesar de no ser actores profesionales, representan sus papeles con la suficiente solvencia.
No tengo claro cuáles son las intenciones claras de la película, pero a nadie se le pasara por alto ese fondo de búsqueda de identidad y sexualidad, abusando del exhibicionismo masculino (vamos que nos vamos ha hartar de ver culos y otras cosas).
La verdad es que es un tema bastante tabú en Hong Kong (vamos y en todo el mundo) y aquí esta tratado con bastante valentía por los directores y sobretodo los actores, pero llega a ser un tanto desconcertante ya que no sabes si este es el tema directo o indirecto de la película.

City Without Baseball es una curiosa película que se puede ver como un experimento que se presenta como un drama, un documental y una película de temática gay, dando una combinación irregular y sin demasiada profundidad, pero aun así, lo suficientemente interesante para hacerla recomendable.

Puntuación: Besieged City 7.5/10 y City Without Baseball 5/10


De una nueva oleada de cineastas japoneses que surgió hace apenas unos años destaca Shinobu Yaguchi, un director con un inusual sentido del humor (más centrado en gags absurdos e hilarantes que en humor inteligente), que realiza películas simples, muy ligeras y agradables, pero no por ello falta de profundidad (en especial en el desarrollo y relaciones de los personajes) o calidad.


Para Water Boys se inspira en un hecho real para contarnos la divertida historia de un grupo de alumnos de instituto que forman el primer equipo de natación sincronizada femenino.
A pesar que estemos ante una película que se basa en hechos reales el planteamiento de la película no lo es tanto, porque no se opta por una visión realista de un hecho tan insólito sino que se opta por la comedia física y en ciertos momentos hasta surrealista.


No soy mucho de el estilo de humor que se presenta en la película con payasadas y demás, pero no sé exactamente porque, pero me encanta, no paraba de reír, quizá es por ese aire manga anime que tiene, con elementos muy característicos como cámara lenta, gran expresibilidad en las interpretaciones muy a lo cartoon, …..
O porque la película es una gozada, es tan buena y esta tan bien realizada, que aquello que por normalidad no me atrae y suele gustar, en esta ocasión si, tanto por lo inesperados y audaces que son los gags, el desparpajo del joven elenco actoral, la buena química entre los actores, lo inteligentemente desarrollado que esta el guion a pesar de sus tópicos, la buena dirección de Yaguchi, la excelente fotografía, la pegadiza banda sonora, por el buen ritmo narrativo, por no incorporar o acabar en lo ridículamente melodramático, y por optar por un final muy emocionante.

La historia tampoco es que sea original, es muy simple, un grupo de perdedores simpáticos que se meten en situaciones de lo mas ridículas y divertidas, y que a pesar de tenerlo todo en contra por su perseverancia llegaran a cumplir con sus sueños; vamos una película sobre superación personal y amistad, pero como ya he dicho tiene muchísimos elementos buenos para hacerla destacable.


En Swing Girls opta por la historia de un grupo de chicas desarraigadas que empieza a interesarse por la música y deciden montar un grupo de swing.

Al igual que Water Boys me lo he pasado en grande viendo esta película, no paraba de reír, por muy ridículas y absurdas que puedan parecer las situaciones, por la cantidad de agujeros que hay en la historia, por muchos tópicos que nos aparezcan en la historia y lo estereotipados que sean los personajes, la película tiene un algo que la hace especial y destacable, y su espontaneidad, su buena realización, y su complimiento de perspectivas que hacernos reír sin parar, tiene mucho que ver.


El esquema es el mismo, porque cambiarlo si funciona a la perfección, sobretodo sino solo no mantienes la calidad sino que la perfeccionas y la mejoras.
Una buena dirección y apartado técnico, un divertido simple y atractivo guion perfectamente desarrollado en especial los personajes, unos actores muy desenvueltos en sus papeles, gags hilarantes, una buena banda sonora, un gran ritmo narrativo, un emocionante final, la ausencia de momentos melodramáticos y cierto aire a manga/anime. Todos estos y mas son los elementos que repite que quizá no la hagan una obra maestra, pero si una gran película.
También opta por mantener como secundario de lujo, como instructor de los jóvenes estudiantes a Naoto Takenaka, que tanto en una como otra esta increíblemente divertido, un cómico genial al que conocí en su papel también de instructor en el dorama Nodame Cantabile.

Quizá porque he visto antes esta película que Water Boys o porque simplemente es mejor y más divertida, Swing Girls me parece algo más redonda y mejor.

Puntuación: Water Boys 7.5/10 y Swing Girls 8/10

Queria dedicarle una semana especial, pero las peliculas que me he dedicado a revisionar estos dias de este actor, ya las he reseñado en el blog, como son La Caja Kovak (que cada vez me gusta mas, y es que es una pelicula muy facil de ver), y una de mis peliculas favoritas, Gente Corriente. Asi que se tendra que conformar con el especial de hoy, ya que no dispongo, en estos momentos, de otras peliculas del actor, a pesar que TAPS y La Mitad Oscura (que le encuentro su atractivo, aunque, no hay mucha gente que comparta mi opinion), entre otras, siempre, han estado a nada de caer en mis manos.

5 dias para la medianoche

Interesante miniserie del 2004 de SCI FI Channel, de tan solo cinco episodios, que vi hace unos años y que recientemente me he comprado en DVD y por tanto revisionado, y que a diferencia de lo que pensé en un principio, me gusto mucho mas en este segundo visionado, que en su primera vez, quizá, porque ya sabía que me esperaba, sobretodo en cuanto a su final, algo, bastante decepcionante.

Han pasado diez años desde que murió la mujer de J.T. Neumeyer mientras daba a luz a su hija Jesse, y la vida del brillante físico se ha convertido en una cómoda rutina. En el aniversario de la muerte de su mujer Neumeyr visita la tumba y allí encuentra un misterioso maletín. Rompe la cerradura, que indica la fecha de la muerte de su mujer, y descubre un informe de la policía y recortes de prensa acerca de un espeluznante asesinato en que él es la víctima. Tendrá lugar el próximo viernes, dentro de cinco días.

Esta miniserie que toca el siempre fascinante tema de los viajes temporales, se centra ante todo, en el suspense, en la investigación, en el puzle que debe resolver nuestro protagonista, de no solo quien puede estar detrás del misterioso maletín, sino quien puede ser el futuro, asesino, y para ello, se juega de una manera excelente con todo los medios a su disposición, y con una historia que se desarrolla de manera solida en sus primeros episodios, haciéndonos dudar de todos y todo.
Aun así, aunque no lo que desearía, porque las intenciones y pretensiones de esta miniseries no son tantas, se explorar las ya recurrentes filosofías sobre las consecuencias de los viajes en el tiempo, de alterar el futuro, y demás.

Michael W. Watkins, un experto en esto de producir y dirigir, series de televisión, se esfuerza en darle un aire trágico a las imágenes, y para resaltar determinados momentos con cierta relevancia, recure a una cámara lenta, que hace más que confundir y molestar, más que nada. Pero por lo demás, y una vez te acostumbras a ello (y dejas de pensar que el DVD se te ha ralentizado XD) realiza un buen trabajo, ayudado por una historia que engancha desde el principio, y unos actores notables.

Timothy Hutton, es uno de esos actores “olvidados” que tanto me gusta, y en esta miniserie vuelve a mostrar su carisma ante la cámara, además de su talento; no voy a decir que es monstruo de la interpretación, pero sí que sobresale, tanto por su presencia ante la pantalla como por su buen hacer habitual, a pesar de tener las oportunidades que debería para demostrarlo. Le acompañan, un buen elenco de secundarios, también algo relegados al anonimato, Kari Matchett , Randy Quaid, Nicole de Boer, y Angus Macfadye .

Un buen entretenimiento, lástima que, como me suele pasar, no se consiga dar un acabado satisfactorio.

Puntuación 6.5/10

Beautiful girls

Con motivo de una reunión de antiguos alumnos Willie Conway, un chico de 29 años, regresa a su hogar en la pequeña ciudad de Jnight’s Ridge. Allí va a pensar sobre su futuro, porque no sabe si abandonar su deseo de ser pianista o convertirse en representante de ventas, y de paso va a replantearse su relación con su novia Tracy y su juventud, que se le empieza a escapar de las manos.

Ted Demme como es habitual sabe dar una calidad artística impecable, a esta entrañable, e inteligente película sobre la inmadurez, sobre un grupo de amigos que llegan a esa dura edad, en la que te das cuenta que no necesariamente tus sueños se han cumplido, y tu vida no es como pretendías, y que a partir de ese momento tienes que empezar a dar balance de tu vida, y tomar el camino hacia adelante, en que tienes que “crecer”, responsabilizarte, comprometerte, y quizá, no es el que esperabas (aunque no por ello no deseas, solo es cuestión de encontrar ese “algo” que te haga “verlo”).


Este grupo de amigos está interpretado por Timothy Hutton, Uma Thurman, Matt Dillon, Natalie Portman, Mira Sorvino, Lauren Holly, Rosie O’Donnell, Michael Rapaport, ……. Todos ellos estupendos, sus capacidades interpretativas son indiscutibles, pero sin duda, Demme, con sobriedad y personalidad, sabe cómo dirigirlos, y con la ayuda de sólido guion de Scoot Rosemberg, desarrollan sus relaciones con una humanidad, realidad, humor, y cierta mala leche al mismo tiempo que dulzura, increíble.
Sin duda del reparto destacaría a Timothy Hutton, por ello le hago este especial XD, aunque quizá una jovencísima Natalie Portman, robe protagonismo a todos ellos.
No, no me voy a olvidar de nombrar esa magistral banda sonora, siempre (casi) importante, y en esta película un elemento más destacable de la historia.

Una de esas pequeñas joyas que de vez en cuando aparecen, disfrutable, siempre, como la primera vez que la vistes.

Puntuacion 7.5/10