Posts etiquetados ‘Cine made in Hong Kong-China-Taiwan-Tailandia’


Por mucho que produzca y supervise, Reign of Assasins, no es una película de John Woo (aunque es un director como muchos otros que puede hacer malas películas, sino ver la mayoria de los trabajos que ha realizado en Hollywood), si tenemos claro eso y dejamos de tener expectativas tan altas, es posible disfrutar de este entretenidísimo wuxia con sabor a clásico con algún elemento más de ciencia ficción que fantástico, impresionantes e imaginativas coreografías de acción, y unos personajes carismáticos.

La acción, el romance y la fantasía se mezclan en este esta película con muy buen ritmo, en donde, desde el primer minuto se va al grano. Un prologo de cinco minutos nos pone en situación histórica, y en unos pocos mas nos introduce la trama y los personajes.


El retorno al wuxia de Woo que dirije Su Chao-pin (Silk), nos narra una enrevesada trama en la que una mujer consigue encontrar los restos de un místico hindú que guardan algún poder, y deja al grupo de asesinos al que pertenece para poder ir a llevarlos a su legítima tumba. Para ello lleva a cabo una drástica operación de cirugía facial (?) y se cambia de nombre, y de vida, casándose incluso.
Después de ser descubierta por la organización de asesinos descubre que su marido en realidad es el hijo de una de sus antiguas victimas, que sigue buscando al asesino de su padre sin saber que es su propia esposa.


Aunque tiene sus altibajos, sus situaciones incoherentes, y no es particularmente original, Su Chao-pin crea su propio “reinado de fantasía” gracias en especial a sus personajes, tanto principales como secundarios, que a pesar de presentar sus tópicos, son de lo mas carismáticos y llenos de características especiales e incluso estrambóticas (una ninfómana, un obseso de los fideos, un mago creído, un malo con razones ocultas, ……).

Michelle Yeoh y el surcoreano Jung Woo-sung (El bueno, El malo y El raro), son la pareja protagonista que presenta una muy buena química. Ambos crean unos personajes complacientes, Yeoh, en su papel de antihéroe en busca de redención, y Woo-sung en su papel de héroe romántico.


Reign of Assasins es un digno entretenimiento, al que, sí, hay que dejarle pasar ciertas licencias, pero si nos dejamos llevar no proporcionará dos horas de diversión.

Puntuación 6/10.


Dante Lam no para de darnos buenas películas en los últimos años, si The Beast Stalker fue la consagración absoluta del director, este año ha sido el suyo, con dos películas excelentes en las que se ha superado, unas buenas muestras del mejor cine policial made in Hong Kong.

La primera de ellas, Fire of Conscience fue un thriller de acción crudo, violento y oscuro lleno de giros de guión sorprendentes e inteligentes; la segunda una especie de secuela (o así se anuncia aunque luego no es tal) de The Beast Stalker, llamada The Stool Pigeon que paso a comentar.

Este nuevo e intenso thriller de Dante Lam, sobre un policía y un informante de este que intenta infiltrarse en las triadas, cuenta con el mismo equipo, guionista (Jack Ng) y con parte del reparto (Nicholas Tse, Nick Cheung, Miao Pu y Liu Kai-Chi), de la exitosa Beast Stalker.

El director, especialista en “machacar” a sus personajes, nos presenta un increíble thriller policiaco, violento, oscuro, y realista con unos personajes muy torturados, complejos, y ambiguos.
Y aunque es verdad que no se desvía mucho de una fórmula, ya no sólo de los conflictos de los policías y delincuentes ambiguos, sino de las películas de infiltrados, ofrece la suficiente variación sobre el tema, y esta dirigída de manera sublime.
Profundiza en ciertos temas de lo mas fascinantes poco vistos sobre el funcionamiento del departamento policial especial, que utiliza como principal recurso de sus investigaciones a los informadores.

Nicholas Tse y Nick Cheung estan impresionantes en su papeles de antihéroes, sus personajes son de una gran complejidad psicológica, que van mas haya del esteriotipo, son personajes que toman decisiones (correctas o incorrectas) por la situación en que se encuentran, que les llevan a cruzar en más de una ocasión la delgada línea entre el bien y el mal.
La relación entre estos dos personajes esta muy bien presentada, quizá, le falte algo mas de profundidad y desarrollo, al igual que la relación de estos con sus respectivas “féminas”, pero aun así, presentan una muy buena química.

Como es habitual Dante Lam (uno de los directores más interesantes de Hong Kong), nos presenta una película con un ritmo encomiable, que unido con su destreza en la dirección, el también habitual excelente nivel técnico, da de si una de las películas del año, que compagina escenas de acción trepidantes (a destacar la persecución por los callejones del mercado) y emocionantes, con momento dramáticos y melancólicos de manera excepcional, y con el mayor realismo posible.

Puntuación 8/10

Priorizando el nacionalismo y el drama familiar, Aftershock, es la producción nacional más vista de la historia de China, y la primera película del país en proyectarse en Imax.

Protagonizada por Jingchu Zhang (The Beast Stalker, Protegé), la película sigue los pasos de una niña que sobrevive milagrosamente al terremoto de Tangshan en 1976, a pesar de que su madre la ha tenido que abandonar para rescatar a su hermano mellizo.
Todavía en shock, la niña decide no regresar a casa, y como si hubiera quedado huérfana, es adoptada por una familia de militares.


Los primeros contundentes y estremecedores 30 min. de la película nos presentan a los personajes y enseguida se desencadena la catástrofe. Tras este magnífico arranque, la película pasa al melodrama, en donde nuestros protagonistas, década tras década, deben sobrevivir a los recuerdos y a las decisiones tomadas.
Esta historia que transcurre entre el terrorífico terremoto de 1976 en Tangshan y el del 2008 en Sichuan, siguiendo la vida de nuestros protagonistas en diversas décadas y evolucionando al mismo modo que va cambiando el país. Predominan en todo momento las emociones y, porque no decirlo, el sentimentalismo, pero por mucha intencionalidad por la lágrima fácil no cae en “lo tópico” y nos presenta una muy interesante, lacrimógena y entretenida película sobre el amor y el perdón.


No estamos ante la típica película de catástrofes, no estamos ante una cinta de efectos especiales, a pesar de que los que hay son excelentes, tirando mas de la maqueta que los efectos realizados por ordenador, sino más bien ante una película dramática de personajes.

Los daños psicológicos de los personajes tras un trauma como este, son tratados con mucha sobriedad por lo guionistas y por los actores que los interpretan.
Estos personajes (sobretodo los de las mujeres) soportan y conviven con su sufrimiento, quedando marcados de por vida por los terribles acontecimientos vividos y trasladando sus problemas a sus seres mas cercanos.


Feng Xiaogang (The Banquet) vuelve a demostrar que es un gran director tanto en las escenas de “acción” como en los momentos mas emotivos y dramáticos (que son los que prevalecen).
Con una ambientacion y una puesta en escena y recreación histórica impecable, consigue transportarnos a los terribles y caóticos momentos de un terremoto, como logra que nos emocionemos con las tristes historias de nuestros protagonistas.

Aftershock, ha sido escogida por china como candidata al Oscar a mejor película de habla no inglesa este año, y puede que esté entre las ultimas cinco candidatas, ya que por muchos elementos propios de la cinematografía china que tenga, tiene muchos otros que la hacen muy accesible al publico occidental.

Puntuación 6/10

La nueva película de Derek Yee, protagonizada por dos estrellas del cine HK, Louis Koo y Daniel Wu, y Alex Fong, Chapman To, y las femeninas Charlene Choi y Bingbing Li, comienza cuando Ken, un tirador de competición, se encuentra el robo de un furgón blindado. Entonces hace lo que mejor sabe y acaba con cuatro de los cinco ladrones, uno de ellos logra escapar.
El caso lo investiga Jerry Chang, al que Ken conoce por haberle batido recientemente en una competición de tiro. Ken sale libre del juicio, pero es atacado por el ladrón superviviente. Ese ataque revelara que hay muchas otras capas en la historia, así que los dos protagonistas comenzaran un juego del ratón y el gato.


Triple Tap es un ejercicio de estilo con cierto aire al cine hongkones de los años 90; un thriller psicológico que a pesar de contar con una excelente dirección y apartado técnico, carece de un guión consistente y personajes coherentes.

Derek Yee nos trae un thriller enrevesado que a pesar de construir una historia interesante y llena de tensión, en la que se desarrolla la batalla psicológica entre los personajes principales, se olvida de lo mas importante, definir correctamente estos personajes, y en especial el de Louis Koo, personaje al que no llegas a comprender en ningún momento en la película, no sabemos sus motivaciones, a no ser que no tenga ninguna salvo y simplemente sea un psicópata, y este sea el inicio de su carrera delictiva.
Louis Koo, tiene por delante un personajes muy complejo, el de un indescifrable, calculador y frió hombre de negocios que desquiciado por las circunstancias y “la locura”, podría haber sido seducido por el crimen, convirtiéndose en un autentico sociopata.
El personaje de Daniel Wu es el que mejor parado sale de la cinta, el que mejor profundizado esta, pero esto se debe también, a que es el mas tópico y simple, el de policial incorruptible.


Tampoco los secundarios están bien caracterizados, mientras que las chicas de la película tiene el papel de “mujeres florero”, el personajes de Alex Fong, un expolicia, suponemos que experto en perfiles criminales, nos da de si una de las escenas mas ridículas de la película cuando como si de un mal vidente se tratara, se mete dentro del papel del criminal.
Por cierto, este personaje era el protagonista de Double Tap, el film de hace unos diez años, que supuestamente es el antecedente de esta película.

Lamentablemente este no es el único momento incomprensible de la película, si no que hay numerosos hacia el final, demostrando la “inteligencia” criminal de personaje de Louis Koo (muy a lo culpables del CSI); para rematar con ese engañoso giro en la trama, en el que Yee por medio de un truco narrativo, nos miente descaradamente y nos muestra que ha estado en todo momento escondiendo información en una escena clave que ya nos había mostrado anteriormente.


Una mejor profundizacion en la psicología de los personajes es necesaria para darle sentido a esta película, pero no para disfrutarla, ya que posee un ritmo incomible (a pesar de no tratarse de una película de acción como en un principio podría imaginarse) que la hace de lo mas entretenida, a pesar de lo descabellada que es esta cinta en la que podemos intuir que Derek Yee pretensiones tenia y muchas, pero no las consigue; no logra su objetivo de presentarnos una película que combina el suspense con el drama y la conciencia social, ya que todo esto no esta reflejado en la película correctamente.

Puntuación 4/10

Monga es una película clásica de gangsters, muy realista y violenta, sobre el ascenso de unos jóvenes dentro del mundo de la mafia en el barrio más antiguo de Taipei, Wanhua, también conocido como Monga, a mediados de los años 80.
Una película de camaradería, lealtad, amistad, traición, ….. dentro del mundo criminal, todo ello desde el punto de vista de los inexpertos ojos de cinco jóvenes, que se van endureciendo y desengañando del “atractivo” del mundo criminal, al mismo tiempo que van madurando.
Ellos toman inocentemente el camino del crimen por un falso sueño de amistad, emociones fuertes y diversión, y pronto se encuentran con que este es mas cruel, trágico y oscuro de lo que pensaban, en donde los “juegos” se convierten en algo mas serio y mortal.
El film también es una mirada “nostálgica” e histórica sobre una época, y sobrela perdida de la “inocencia” y de los códigos de honor dentro del mundo de la mafia taiwanesa.


La película da verdadera importancia a la relación entre los cinco jóvenes, entre los miembros de la pandilla, unos personajes perfectamente perfilados, y aunque se da mayor protagonismo a unos que a otros, todos tienen su momento clave e importante en la historia y su desarrollo.
La tensión dramática de estos personajes y la simpatía que crean en el espectador, no solo se debe al excelente guión, sino al carisma de los jóvenes actores encabezados por dos ídolos taiwaneses, Ethan Ruan y Mark Zhao.


El actor convertido a director Doze Niu Cheng Ze (Accidental Legend) nos trae en esta película una impresionante puesta en escena, con una ambientacion de los 80 impecable, y un apartado técnico (fotografía, banda sonora, ……) sobresaliente.
Doze Niu consigue una película de dos horas y media vertiginosa, llena de ritmo y pasión, que combina el drama, el romance y la acción con todo los ingredientes típicos del género, dando como resultado una película excelente.


Quizá, Monga no traiga nada nuevo al genero de gangsters, un genero que cada país explota con el mismo esquema pero aportando sus propias formas y códigos, pero eso no quita que estemos ante una gran película, ante una de las mejores películas que hemos visto este año, y una de las mejores del genero.

Puntuación 7.5/10


Una de las películas mas esperada del año y dentro del festival de Sitges era la nueva película de Tsui Hark, Detective Dee and the mystery of phantom flame, una irregular y algo descabellada película de detectives ambientada en una imaginaria época repleta de magia.


La historia basada en personajes reales gira en torno a un detective que investiga científicamente y llega a sus deducciones a través de la psicología y la ciencia forense, pero que a la vez domina las artes marciales.

Di Rengie, un detective del estado, ahora exiliado. Cuando la muerte de varios súbditos leales amenazan con retrasar la coronación de la emperatriz Wu Zetian, esta manda llamar al detective para que investigue los hechos, a pesar de que fue ella misma quien le mandó al exilio.


Con cierta semejanza (sobretodo en el lo referente al planteamiento, desarrollo y revolución de la trama de misterio) a las historias detectivescas protagonizadas por el famoso personaje ficticio creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes, Hark nos trae una película que mezcla el wuxia con el misterio, el romance, la comedia, el drama histórico y las intrigas palaciales.

Tsui Hark nos ofrece un espectáculo visual en toda regla, un derroche de imanación visual repleto de efectos especiales (algunos mejores que otros) e impresionantes coreografías de acción, al que le hace mella su argumento confuso (por su desarrollo), su ritmo narrativo algo lento para este tipo de producciones y su carencia de intriga.

Aun así, y a pesar de los excesos y los fallos de esta película estamos ante una agradable y curiosa película a la que se le da máxima importancia a las escenas de acción (algunas de ellas ridículas como la escena de los ciervos) y al diseño de producción, con coloristas y bellos decorados, vestuarios, fotografía, …….


El carismático Andy Lau protagoniza esta película que solo destaca por su presencia y sus excelentes coreografías de acción que nos llegan orquestada de la mano del actor y director Sammo Hung.
Carina Lau (Days of being wild), Li Bing Bing (The Message), Tony Leung Kar Fai (Election) y Deng Chao (Assembly), entre otros completan el reparto.


Detective Dee no es exactamente el mejor Hark, pero la película no obstante, marca el regreso de Hark al cine mas comercial por la puerta grande, como un artista, y el publico chino se lo ha pagado siendo en estos momentos una de las película mas exitosas del box office.

Puntuación 4/10

PD: Es verdad que no son horas (las 7 de la mañana en Sitges, en uno de esos maratones que llevan horas de retraso) ni condiciones (sueño y nefastos subtítulos) para ver una película por lo que, quizás, tras un segundo visionado (o incluso sus posteriores secuelas, que seguro las habrán) la revisión podría cambiar, sobretodo en lo referente al ritmo de la película.

Pang Ho-Cheung, el director de AV, Isabella o Exodus cambia de registro en esta película para traernos un slasher en toda regla extremadamente violento, mas convencional de lo que podríamos imaginar.

La película que protagonizan Josie Ho, Eason Chan, Derek Tsang, Lawrence Chou, Juno Mak, y Michelle Ye, es toda una gamberrada de lo mas disfrutable (sobre todo viéndola en el ambientillo de Sitges) que nos narra la historia de una mujer que de niña, vivía en un viejo edificio frente a Victoria Bay, el puerto de Hong Kong, desde donde tenia una vista no solo al mar, sino a toda la ciudad. Según fueron pasando los años, las constructoras iban demoliendo los edificios, haciendo sitio para un mega-complejo residencial, donde quiere trasladarse como sea nuestra protagonista.


Con cierto humor negro esta película nos presenta un festín de muertes de lo mas gores y en cierta medida originales, dándonos un respiro entre muerte y muerte por medio de flashbacks que nos muestran como nuestra protagonista ha llegado a tal extremo. Unos flashbacks, por cierto, que hacen algo confusa la estructura de la película ya que dan saltos desordenados de año a año, y como nuestra protagonista no cambia para nada físicamente a lo largo de estos no sabemos en que época estamos.

A parte de toda esta orgía de sangre y vísceras, la película muestra cierto toque de crítica social, llevadola al limite, sobre la burbuja inmobiliaria que propició la crisis económica. Pero aun así, estamos ante una película mas, muy previsible, que poco aporta al genero, y que pierde toda tensión narrativa y aporte psicológico del personaje principal, en cada muerte.


La actriz y cantante Josie Ho, es la absoluta protagonista de esta cinta que se recrea en sus asesinatos y muestra una gran brutalidad y frialdad a la hora de ejecutarlos, un gran contrate con la apariencia “inocente”, “fragil” y bella de la actriz.


Los efectos de sangre y las mutilaciones, están realizados por medio de un maquillaje muy bien conseguido, y es que en esto no hay pegas a la película, si quieres ver casquería esta es tu película, pero se hace algo decepcionante al ser una cinta de Pang Ho-Cheung, un director que a pesar de rodar la película con cierta macabra elegancia, pierde su característico y vistoso estilo visual presentado en sus anteriores película.
Incluso el primer teaser de la película era mas atrayente visualmente que la película, un vídeo en donde podíamos ver a Josie Ho y Edison Chen (que no sale en la película) protagonizar lo que parecía un anuncio de colonia esquizofrénico.

Puntuación 6/10