Posts etiquetados ‘Doramas/Asia TV’

Story of a man

Publicado: febrero 20, 2011 en Reseñas Series TV, Series TV
Etiquetas:


“Story of a man” (tambien conocida como The Slingshot) es uno kdrama mas complejos y ambiguos que he podido ver, no es una serie sobre romances (aunque esta presente la relación amorosa entre diversos personajes, no es ni siquiera un tema secundario), ni una serie de estafadores al estilo “ocean´s eleven” como en un principio parecía que iba a ser, sino mas bien un drama oscuro sobre la venganza, el deseo de poder y dinero que puede llegar a absorber y transformar incluso a la persona mas inocente, el amor que se transforma en odio entre un padre y un hijo, el amor obsesivo de un hermano, y la psicopatía.


Como es habitual en esta clase de series, unos primeros capítulos nos presentan los personajes y las situaciones que llevaran a la trama principal de la serie, trama que a mitad y final, puede dar un giro inesperado, como en esta serie.

Nuestro protagonista Kim Shin, acaba en la cárcel tras intentar asesinar al culpable de las difamaciones que han hecho que su hermano mayor se suicidara.
Allí a fuerza de voluntad ira madurando y conociendo futuros aliados para su venganza contra el supuesto verdadero culpable de las difamaciones, un gran empresario con un hijo frió y cruel al que solo le importa el poder, y una hija joven e inocente que solo puede disculparse de las “maldades” de sus familiares.
Cuando sale de la cárcel, Kim Shin comienza a planear su venganza, aunque el camino sera difícil y estará lleno de obstáculos, falsas verdades y puede provocarle mas dolor que satisfacción.


Estamos ante una serie muy inteligente llena de intriga y emoción, que se sale un poco de los tópicos de los kdramas, de los esquemas establecidos, y de los buenos y malos de la película, ya que todos tiene sus motivos. Una serie que capitulo tras capitulo nos mantiene enganchados gracia a su enmarañada trama, sus cliffhangers y sus personajes, que como de costumbre están perfectamente desarrollados y profundizados.
La verdad es que en ciertos momentos la serie se hace demasiada difícil de seguir, a causa de la terminologia y lo enrevesado de algunas situaciones, pero a fin de cuentas, como es igual de inverosímil que aquellas series que no buscan tanto realismo y veracidad (por ejemplo Leverage), te dejas llevar para disfrutar del resultado final, perfectamente entendible.


Aunque hay un sin fin de personajes y todos ellos tienen sus funciones en la serie y en el grupo de estafadores/ladrones (el maestro del disfraz, el informatico, el cerebro, …..); dos personajes y actores son los principales de esta serie, que con unas interpretaciones muy intensas, emprenderán una batalla de personalidades e ingenio.
El tristemente desaparecido Park Yong-ha (On Air, The Scam) es el protagonista de nuestra historia, un joven inocente algo egoísta que con mas testarudez que ingenio iniciará su venganza contra el personaje de Kim Kang-woo (Marine Boy, A Better Tomorrow), un frió y calculador joven que hará todo lo posible para lograr su propósito y de paso destruir a Young-ha


Tras ver esta serie de la KBS entiendo la fama y exito que cosecho en el 2009, no solo al ganar numerosos premios dentro de Corea, sino fuera (hasta tal punto que se compro sus derechos para realizar un remake norteamericano), ya que “Story of a man”, es una gran serie muy universal; pero aunque estamos ante una serie bastante solida y muy bien realizada, no es del todo redonda, ya sea, entre otras cosas, por lo extravagantes que son algunos de los personajes (véase el hacker con cierta semejanza a L de Death Note, y en especial al malote de turno, un psicópata histriónico), como por ese final sin mucho sentido preparado para una posible segunda temporada que nunca existirá.

Puntuación 7/10

My Fair Lady

Publicado: febrero 12, 2011 en Reseñas Series TV, Series TV
Etiquetas:

Tras ver Coffee Prince quede encandilada por los chicos de la serie y la protagonista, Yoon Eun-hye, que con gran carisma y desenfado me maravillo, así pues me dispuse a ver otro de sus kdramas, la serie de la KBS del 2009, My Fair Lady, y que tras verla, comprendo la decepción, las criticas a la actriz (poco versátil) y los relativos malos resultados de rating que tuvo.

My Fair Lady es un drama romántico muy predecible, algo cansino y muy tópico, que tengo que confesar que acabe de ver simplemente por el actor y cantante Yoon Sang-hyeon, el protagonista masculino de esta serie y que ahora me esta volviendo a enamorar con su papel secundario en el exitoso kdrama, Secret Garden.
Yoon Sang-hyeon con gran carisma y simpatía, interpreta a uno de esos personajes tan tópicos pero a los que le tengo tanto cariño, a un estafador de poca monta de buen corazón, a un perdedor de lo mas encantador.


Yoon Sang-hyeon es un joven endeudado que hace lo que puede para ganarse la vida, aunque su especialidad es estafar a mujeres adineradas que quedan prendadas con sus encantos. Tras un incidente con una joven heredera en el que acaba en la cárcel decide vengarse de ella y apoderarse de su corazón y dinero, para ello se convertirá en su mayordomo personal. Aunque como es de esperar, el que acaba perdiendo la cabeza por ella es él.


Yoon Eun Hye interpreta en la serie a una niña rica bastante insoportable que lo tiene todo en la vida menos el amor, es una joven despreocupada, testaruda, y egoísta, que trata a todo el mundo como sus “lacayos”; que ira cambiando poco a poco gracias al personaje de Yoon Sang-hyeon que la trata bruscamente y le presenta todas las verdades sobre la vida.

Yoon Sang-hyeon esta encantador en esta serie, es quien lleva adelante hasta su final y roba el protagonismo y la atención a Yoon Eun Hye. Quizá no sea un actor de carácter o de método, y por sus otros papeles quizás se interprete así mismo en la pantalla, pero si que presenta las necesarias dosis de dramatismo, desparpajo, humor y carga psicológica, en el momento oportuno para su personaje y la serie, haciéndola llevadera.

Puntuación 4/10

Doctor Champ

Publicado: diciembre 17, 2010 en Reseñas Series TV, Series TV
Etiquetas:


Dr Champ es un drama romántico que sobresale de la media gracia a la buena quimica entre los actores, y al centrarse en especial más en los conflictos cotidianos e interiores de los personajes que en el drama deportivo de superación personal y al drama médico.

Repleta de cliches románticos y con unos guionistas que parece que odien a sus personajes ya que no paran de ponerles en situaciones dificiles personales y dolorosas, Dr Champ, ha sido nuestro kdrama favorito de la temporada otoñal.


La historia se centra en cuatro personajes.
La Doctora Kim Yeon Woo interpretada por Kim So Yeon (IRIS), una ingenua doctora que por hacer lo correcto es despedida y repudiada por sus compañeros. Su unica opcion es acudir al centro médico del “Taereung National Village” el centro de alto rendimiento de los atletas olímpicos nacionales.
A pesar de diversos incidentes y desconocer por completo el mundo del deporte acaba siendo contratada por el sarcástico cascarrabias nuevo director del centro, el Dr Lee Do Wook interpretado por Uhm Tae-woong (Hand Phone, Resurrection), del que pronto se enamora.
El Dr Lee Do Wook que tiene un trauma tras sufrir un trágico accidente en su juventud como deportista, que le dejo cojo de por vida, no le corresponderá en los sentimientos, ya que aun sigue enamorado de su amor de juventud, la exnadadora y ahora entrenadora Kang Hee Young, que nunca se perdonará haberle abandonado en tiempos dificiles para centrarse en su carrera deportiva.
El deportista Park Ji Heon interpretado por Jung Kyeo-woon (Time, Love You a Thousand Times) es el cuarto personajes de esta trama, un judoca que pese a comenzar a “ser mayor” para el deporte de alto nivel, intentará cumplir la promesa a su hermano muerto de ganar una medalla de oro, y que por el camino se encuentra un sin fin de dificultades, y al que cree su amor de su vida, la Doctora Kim Yeon Woo.


Aunque es verdad que estamos ante una agradable serie muy ligera y refrescante en un principio, poco a poco los acontecimientos se vuelven mas dramaticos, poniendo a prueba a los personajes para hacerlos evolucionar, y haciendo mas seria la serie pero sin perder ese tono de esperanza y dulzura.


De nuevo lo mejor de este tipo de series son los personajes, unos personajes, perfectamente construidos y desarrollados, a la vez que caracterizados por un grupo de actores carismáticos y más o menos experimentados.
Todos estan increibles, y aunque los maximos protagonistas son Kim So Yeon (la doctora) y Jung Kyeo-woon (el judoca) , Uhm Tae-woong y su interpretación de esa especie de Dr House surcoreano, nos ha encandilado y pedimos a gritos un spin off del personaje xD.


Como ya he comentado esta serie se centra más en los conflictos de los personajes que en puro drama deportivo y médico.
Aunque cási en cada capitulo hay algún caso medico, sólo los mas importantes de la historia sirven para desarrollar y avanzar a los personajes y la trama argumental.

En cuanto a los temas deportivos, va mas allá del drama de superacion y el patriotismo (que lo hay bastante), como el futuro incierto de los deportistas, atletas no solo que ven como sus sueños pueden ser frustrados por una terrorifica lesión, o por los compatriotas rivales que a la minima pueden quitarte tu puesto en la selección nacional, sino el de la edad. Supongo que todo depende del deporte y del pais, pero aquí se nos los presenta con poco futuro, a los 30 deben abandonar y buscarse la vida sin ningun tipo de paga o ayuda gubernamental.
En este sentido recuerda y mucho a la excelente pelicula, Forever the Moment, una película basada en hechos reales sobre las medallistas olimpicas surcoreanas de balonmano femenino.


En sus 16 episodios, Dr Champ entretiene, quiza no esté entre las mejores series ni entre nuestras favoritas, pero esta excelentemente realizada y tiene unos personajes e historia lo sucientemente interesantes como para engancharnos semana tras semana.

Puntuación: 7/10

IRIS

Publicado: diciembre 8, 2010 en Reseñas Series TV, Series TV
Etiquetas:

IRIS es la serie mas ambiciosa hasta en momento de Corea del Sur, y a pesar de los sueldos desorbitados de las estrellas (en especial de Lee Byung-hun) y ciertas polémicas como la introducción por primera vez de marca en una serie de TV, la audiencia respondió a las mil maravillas, pero no solo la surcoreana, sino la japonesa, y no dudamos que también apasionaria a una audiencia mas internacional, si llegara a “otras tierras”.

El éxito de esta serie ha sido tal que no solo tendrá una segunda temporada para el 2011 y una película reconstituida a partir de los 20 episodios que constituyen la serie que ya se puede ver a través de contenidos de descarga de pago; sino un spin off que se estrena en breve (el 13 de diciembre) llamado ATHENA que gira en torno a una organización paramilitar terrorista denominada ATHENA liderada por el actor Cha Seung Won (Blood Rain), a la que un agente de la Agencia nacional de Inteligencia le dará caza, papel interpretado por Jung Woo Sung (The Good The Bad & The Weird).


IRIS es una excepcional serie de espionajes y romances de la cadena KBS que resulta ser un remake de la película de 1999, Shiri, dirigida por Kang Je-gyu (Taegukgi).
Dirigida por Yang Yoon-ho (Holiday) y Kim Kyoo-tae (A Love to Kill) y guionizada por Choi Wan-gyoo (All In), la serie esta protagonizada por Lee Byung hun (A Bittersweet Life), Jeong Joon-ho (My Boss my Hero), Kim Seung-woo (Yesterday), Kim So-yeon (Gourmet), Kim Tae-hee (Venus and Mars) y Choi Seung-hyeon conocido mayoritariamente como T.O.P. (miembro del grupo musical Big Bang).


El primer drama de acción de espías de Corea del Sur, se ganó facilmente toda la popularidad gracias a su impecable apartado técnico, su vistoso apartado visual, su solido guión, sus personajes carismáticos y muy bien caracterizados, y unos actores sobresalientes.
Al puro estilo de series estadounidenses como 24, IRIS, es una trepidante serie altamente “adictiva”, en el que prácticamente todos los capítulos terminan con un cliffhanger (de los de “comerse las uñas”), y en la que se mezcla a la perfeccion impresionantes e emocionantes escenas de acción y suspense, con el romance, el drama y los elementos típicos y cotidianos de un drama surcoreano.


El reparto de la serie es “redondo”, y aunque todos los personajes son fundamentales para la historia, y tiene su momento de “gloria” en la serie, no puedo evitar quedarme con tres de ellos.

Por supuesto, el interpretado por Lee Byung-hun, el “heroe” de la serie, que interpreta a un impulsivo agente secreto de la agencia NSS que se enamora del personaje de Kim Tae-hee, la criminóloga de la agencia que le descubre y recomienda como nuevo miembro de la NSS.
Después de una misión, el personaje de Lee Byung-hun es traicionado y abandonado por su país que lo considera un traidor. Mientras intenta limpiar su nombre, a la vez que descubrir quien esta detrás del complot contra él, descubre una poderosa y peligrosa organización, llamada IRIS, que esta detrás de todo, y de más ataques y conspiraciones en las dos Coreas, por lo que deberá enfrentarse a ella y destruirla.

Kim So-yeon fue un descubrimiento para nosotros en esta serie, la joven actriz, a la que no habíamos visto anteriormente, nos cautivó con su arrolladora presencia, y desde esta serie es un nombre a tener en cuenta a la hora de disponernos a ver otros dramas.
Kim So-yeon interpreta a una misteriosa, eficiente y reservada agente de la inteligencia norcoreana que ama a su homólogo surcoreano, quién no le hace ni caso. Su excelente trabajo en la serie fue recompensado y su papel fue creciendo episodio tras episodio, convirtiéndose en uno de los mas importante de la serie.

Para acabar querría destacar a Jeong Joon-ho, un actor que siempre me ha gustado pero que nunca he considerado un gran actor, hasta esta serie, en la que sin gran esfuerzo y con mucho talento y carisma, nos presenta, para mi, el personaje mas complejo de la serie y el mas maltratado (ya que creo que dejan mucho de lado una vez avanza la serie, a pesar de tener muchisimo que mostrar y demostrar).
Jeong Joo-ho interpreta a un calculador agente de élite de la NSS, que a pesar de estar enamorado del personaje de Kim Tae-hee, es capaz, por amistad con el de Lee Byung-hun, guardar y conservar en silencio sus sentimientos.
Este personaje por “deber” es obligado a traicionar a sus amigos, su país y a si mismo, aunque todo, siempre, por amor. La gran angustia que sufre este personaje que duda de sus lealtades y de sus sentimientos, es caracterizada por el actor con una simple y penetrante mirada llena de melancolia y sentimientos enfrentados.


La mayoría de las series asiáticas tiene esas canciones que se repiten una y otra vez, que pueden llegar a ser molestas o a acabar siendo parte de tu “banda sonora de tu vida”, pero en IRIS no solo estas son sorprendentemente pegadizas, en especial la canción “Don’t Forget” de Baek Ji Young, sino que además contiene una parte instrumental prodigiosa, en las partes de alta tension y acción.

IRIS no es solo ese drama con el que todo el mundo podría comenzar a “viciarse” a las series surcoreanas, sino que sería recomendable a todo tipo de personas y amantes de las series de televisión en general. Lo tiene todo para engancharos al televisor, si le dáis una oportunidad no os arrepentiréis.

Puntuación 9/10

Prosecutor Princess

Publicado: octubre 6, 2010 en Reseñas Series TV, Series TV
Etiquetas:

Prosecutor Princess es uno de esos dramas al que no me hubiera acercado a él sino fuera por la obsesión de Yorick por Kim So-yeon (la norcoreana de IRIS), pero poco a poco la serie va cogiendo ritmo y sobretodo se va desarrollando una historia de lo mas sorprendente.
Lo que en un principio parecía una comedia tontaina estilo “Una rubia muy legal”, se va transformando en lo que es, una serie de suspense y venganza, todo ello, y como no, ya que estamos hablando de dramas surcoreanos, acompañado con mucho dramatismo y romance.

Ma Ri Hye es una mujer con una excelente memoria y capacidad para enfocar, lo que le permitió pasar el examen del buffet con facilidad. A pesar de su talento, ella está más interesada en estar a la moda y no le gusta el trabajo duro, así que está lejos de ser un fiscal ideal y tiene dudas sobre su idoneidad para su trabajo. A través de sus conflictos con colegas senior y luchas con los casos difíciles, Hye Ri gradualmente madura en un fiscal brillante con un sentido del deber y la justicia.


Prosecutor Princess y sus personajes tiene algo mas que decir y mostrar que una historia sobre abogados, sobre una fiscal superficial que va aprendiendo de la vida personal y profesional a base de “palos” y de errores de los que aprende y mejora como persona y profesional.

No es la primera vez que un kdrama da un giro inesperado a los primeros episodios en la trama, pero si que suenen avisarnos de este por medio de la sinopsis oficial, aunque este no es el caso, y tendrás que descubrirlo e intuirlo poco a poco y a lo largo de la historia; una historia y unos personajes con mas capas de profundidad de lo que en un principio nos daban a entrever.
Aunque eso si, aun estando delante de una historia mas enrevesada y oscura de lo que era de suponer, su resolución es bastante inocentona y resultona, supongo que para complacer a todos los publico.


Como siempre en estas series los personajes son igual o mas importantes que la propia historia, por lo que tenemos personajes muy buenos y reales, excelentemente caracterizados y desarrollados.

Nuestra protagonista, Ma Hye Ri, es una pija de cuidado de lo mas superficial y malgastadora que se ha creado una fachada de “chica fuerte” y sin complejos que oculta un pasado desdichado y asustadizo. Este personaje va creciendo, cambiando y fortaleciendose, al mismo tiempo que la historia y los acontecimientos.

En la vida de la “Fiscal Princesa” se cruzan dos hombres, un compañero en la fiscalía, un hombre serio, silencioso y algo borde del que pronto se enamora; y un misteriosos abogado increíblemente adorable que pronto confiesa su amor por ella.
Este ultimo personaje el del abogado llamado Seo In Woo, pronto empieza a dar mas juego en la trama, siendo sin duda el personaje mas interesante, complejo y torturado de la serie. Ademas, es el que desencadena todo el misterio de la serie, y la verdadera trama de la historia.
Detrás de ese chico perfecto que siempre esta ahí para ayudar a nuestra protagonista, se esconde un gran manipulador que tiene muchos motivos ocultos y oscuros para acercarse a Hye Ri.

La relación entre In Woo y Hye Ri es bastante compleja durante la historia, al igual que la historia va desarrollando como consecuencia de los acontecimientos, y de la indiferencia pasa al amor y al resentimiento, la culpa y el arrepentimiento.

Los personajes secundarios y su relación con la historia y los personajes principales, aunque en un principio es muy importante en el desarrollo de esta y estos, poco a poco van perdiendo importancia, incluso hacia la mitad y final de la serie, te da la sensacional de que ralentizan toda la trama principal.
Ya sea por el poco interés de sus historias o por el hecho de que tanto sus personajes como actores que los interpretan son de lo mas soso, están muy lejos de la fuerza y carisma de los actores principales (Kim So-yeon y Park Si-hoo), cosa que no suele ser habitual en las series surcoreanas.


Mención en especial a la banda sonora, y es que a pesar que como es habitual siempre suenan lan misman canciones, la letra de Goodbye Princess de Monday Kiz es de lo mas curiosa, y su melodía de lo mas pegadiza.

Prosecutor Princess tuvo la mala suerte de competir en el ranking (por horarios) con “dos grandes”, Personal Taste y Cinderella’s Sister, por lo que ha pasado bastante desapercibida y no se ha hablado mucho de ella en los “blog especializados”, una lastima porque sin contar con actores tan reconocidos, ni con un guión a priori demasiado interesante o original, si le dejamos pasar unos episodios nos encontramos con una muy buena serie con grandes actuaciones que aporta mas de lo que en un principio podríamos imaginar.

Puntuación 7/10

PD: Os dejo con la cancion de la OST que antes mencionaba.

Jin

Publicado: marzo 29, 2010 en Reseñas Series TV
Etiquetas:,

Uno de los drama más famosos y con mas éxito del año pasado en Japón es este drama histórico con toques fantásticos basado en un manga de Motoka Murakami, en donde se nos cuenta la historia de un medico del siglo XXI que tras un accidente viaja en el tiempo y acaba en la época Edo.


…… ha viajado en el tiempo?, está en coma?, o está loco? …….
Así podría empezar esta serie japonesa, al igual que lo hace la excelente serie inglesa de la BBC, Life on Mars, pero también podría hacerlo como Regreso al futuro u otras historias de viajes en el tiempo, ya que esta serie tiene muchísimas referencias.
Pero a pesar de los elementos clásicos de esta clase de historias de ciencia ficción, en donde no puede faltar el “efecto mariposa” , el contraste de la mentalidad y conocimientos del protagonista venido del futuro y los habitantes de la época pasada, ….; Jin es un drama medico ambientado en la época Edo.

Este personaje como si fuera la Fletcher de los médicos, vaya donde vaya, se encontrara con un paciente inesperado que sufrirá el caso más complejo y difícil de tratar (e incurable para la época que están). Jin se enfrentara a sus dudas de salvar a estas personas causando un cambio histórico que puede provocar cambios impensables en su futuro y el de la humanidad; y a la obtusidad de las personas de la época.


Con un reparto excelente encabezado por Takao Osawa (Goemon), Masaaki Uchino (252), Haruka Ayase(Ichi), Keisuke Koide (Cyborg Girl) y Miki Nakatani (Zero Focus), esta serie tienen un sin fin de personajes interesantes además de nuestro medico viajero, personajes que a raíz de su relación con él, sus vidas y personalidades cambian enfrentándose a sus limitaciones y a las de las época.

En cuanto ambientación de la época, en cuanto a vestuario y decorados parece impecable, procurando mantiene y dar el mayor rigor histórico posible, ayudado por la incorporación de personajes y sucesos históricos.

Jin a pesas de lo repetitivo que puede llegar a ser una vez pasas la mitad de la serie (sigue en mismo esquema episodio tras episodio), su excesivo dramatismo, y su final abierto (y porque no decirlo anticliffhanger total, claramente por su probable continuacion por medio de segunda temporada, especial o película); tiene un ritmo trepidante y una historia y unos personajes suficientemente interesantes, lo que hace de esta serie que compagina intriga, drama, amor, e humor, una más que recomendable visión.

Puntuación 7/10


Una misma historia, dos maneras de contarlas, resultados muy diferentes.

Una película de 1981 y una serie del 2006 que se basan en la novela del mismo nombre del prolífico autor Jiro Akagawa, para contarnos la historia de Hoshi Izumi, una joven estudiante cuyo padre ha fallecido recientemente. Para colmo, poco después de la muerte de este, un clan mafioso se presenta en su instituto a buscarla, y una misteriosa mujer se presenta en su casa con intención de quedarse a vivir con ella.
Los yakuza, vienen a presentar sus respetos ya que su jefe a muerto, y ella como pariente más cercano, ha heredado sus poderes y derechos. Aunque Izumi al principio les rechaza, pronto se hará cargo del clan y de sus disputas territoriales.


Sailor Suit and Machine Gun (La Película)

Todo un mundo a conocer esto de las películas “idols” en donde se engloba esta película clásica de los 80 que tiene como director al particular director Shinji Sōmai y a Hiroko Yakushimaru como protagonista, que en otro momento le dedicaremos un especial, ya que hoy me voy a centrar en comparar la película de Sailor Suit and Machine Gun de 1981 con la serie de hace unos años.


Sailor Suit and Machine Gun, superficialmente es una especie de sátira al género de los yakuza y a los cambios sociales de la época, pero es algo mas, es una cult movie, un clásico dentro del “genero” de las “idols”, una de las mejores películas del “genero”, que se sale de la formula y el esquema, gracias a la dirección de Somai mas interesado en los personajes y aportar un aire artístico a la película, con una dirección increíble, muy innovadora, repleta de planos exquisitos, silencios, “escenas congeladas”, planos secuencia larguísimos e impresionantes,……… aunque todo ello, le dé a la película un ritmo muy tranquilo, también la hace especial y muy impactante y admirable visualmente.

Así que aunque por el titulo se puede intuir una película trepidante con colegialas y metralletas, o incluso algo estilo el nuevo sello de Sushi Typhoon, esta película es todo lo contrario, y aunque la intención de la película no va más allá de traernos una ligera película de acción, se puede hacer como a lo Michael Bay, o con arte como Somai.


Hiroko Yakushimaru en esta película demuestra un talento natural increíble, con una interpretación muy natural y fresca, su personaje es el de una adolescente despreocupada y valiente, una joven que se inicia en el mundo de la yakuza sin ningún reparo y temor, toda su inocencia contrasta con la sociedad nipona de la época, y con el submundo al que se ha metido.

Hay películas por las que no pasan los años, y hay otras, como esta, que estos años la hacen aun más buena y especial.

Puntuación 7/10


Sailor Suit and Machine Gun (La Serie)

La nueva versión televisiva de Sailor Suit and Machine Gun del 2006 (en 1982 ya hubo una), consta de siete episodios de 45 min. cada uno, a ver cual es peor.
Aunque es verdad que al empezar presenta buenas maneras, poco a poco se va convirtiendo en un drama sensiblero y melodramático para todos los públicos, sin mucho más que aportar que, para algunos, ver a la estrella juvenil Masami Nagasawa (Crying Out Love, In the Center of the World) en acción.
Y es que a pesar de que tiene un muy buen ritmo, tanto dramatismo innecesario la hace muy cansina, si bien en la película original cada situación trágica era sorpresa inesperada y rápidamente se pasaba a otros temas de la trama, aquí, en la serie se regodea en ellos.


Es verdad que la historia es la misma, sin ese encanto ochentero y la magnífica y peculiar dirección de Shinji Sōmai, pero la forma de contarla es totalmente diferente, y aunque esta realizada en una época más actual y los personajes deberían ser modernos y liberares, estamos ante una historia más “anticuada” y ante todo, más moralista.
Empezando por la protagonista, aquí una mojigata sosa y enclenque, sin el carisma y atractivo de Hiroko Yakushimaru.

Lo yakuzas del clan que “hereda” nuestra protagonista también sufren su cambio, y pasamos de tener a un gay y un par de pandilleros, a unos lloricas dubitativos de su vocación como mafiosos. Además de cambiar por completo la relación entre nuestra protagonista y ellos, en la antigua podemos ver un vínculo profundo de respeto, amistad e incluso algo más, para en la más actual a un vínculo más familiar.
Incluso el malo de turno cambia, esta vez a un cambio más realista y actual. Ya no es un megalómano villano sacado de un comic, sino un político corrupto.


Pero esta serie tiene algún punto interesante, algo que la haga destacar comparándola o no con la película original, y no es una mayor profundidad en los personajes y la historia, que para nada es así, sino que sigue con un sinfín de agujeros en el guion, sino el estar ambientada en el barrio de Asakusa. Eso sí, aunque es un elemento curioso, tampoco es que nos de mayor calidad a la historia, como tampoco lo hace la presencia de unos desganados actores, que normalmente son sinónimo de calidad interpretativa, como son Ken Ogata y Shinichi Tsutsumi.

Puntuación 4/10

A continuación os dejo con unos videos de ambas adaptaciones con el memorable tema central de la película, que en su original era interpretado por la propia Hiroko Yakushimaru mientras que en la serie creo que es una versión interpretada por la propia Nagasawa Masami.